Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

La Conspiración del Pokémon GO

No hay comentarios
La Conspiración de Pokémon GO

Desde el lanzamiento de Pokemon Go en julio de 2016, el mundo ha sido llenado por legiones de personas registrando su entorno, con la esperanza de atrapar un Pikachu o un Squirtle. Y este ejército de usuarios no tienen que pagar un solo centavo, ya que el desarrollador Niantic está dando el juego completamente gratis. ¿O no?

Con el acceso al GPS del usuario, su cámara, e incluso la capacidad de evitar que el teléfono entre en modo de espera, acusaciones sugieren que Pokemon Go podría no ser sólo un juego inocente. ¿Podría ser este realmente el sistema de vigilancia más intrusivo en el mundo?


Al cabo de dos semanas de su lanzamiento, Pokemon Go alcanzó la asombrosa cifra de 10 millones de usuarios activos, poniéndose por delante de la talla de Tinder o Twitter. Sin embargo, a pesar de ser la aplicación de más rápido crecimiento en el mundo, varios expertos en seguridad cibernética han observado preocupaciones mayores con los permisos del juego y la política de privacidad.

Adam Reeve, de RedOwl Information Security, llama a Pokemon Go "un gran riesgo para la seguridad", mientras que David Kennedy de Binary Defense Systems argumenta que "es un gran problema de seguridad y privacidad". Es fácil ver por qué.

Aparte de la capacidad de seguimiento de localización increíblemente precisa del juego, su acceso a las cámaras de los jugadores significa que Pokemon Go puede escuchar las conversaciones y ver los alrededores. Si el gobierno quisiera rastrearte o reunir pruebas en tu contra, Pokemon Go sería el arma definitiva. Y eso no es tan improbable como parece, como esta sección de la política de privacidad de Niantic revela.


En esencia, están dispuestos a compartir cualquier información del usuario que el orden público requiera - incluso el de los niños.

Empresas digitales que cooperan con las autoridades no es nada nuevo. Los gigantes tecnológicos como Apple, Google y Facebook aceptan aproximadamente el 80% de las solicitudes del orden público de EE.UU. para el acceso a los datos del usuario.

Pero la conexión de Niantic con el gobierno de EE.UU. podría ser más profunda que la mera cooperación, y es por este hombre - John Hanke. Antes de fundar Niantic, Hanke ayudó a crear la compañía Keyhole, que estaba a la vanguardia de la tecnología del geomapeo y que luego se convertiría en Google Earth.


Pero, según el periodista Ashley Feinberg, antes de que la compañía de Hanke se uniera a Google él aceptó fondos de la CIA. Esto fue supuestamente para ayudar a la National Geospatial-Intelligence Agency, cuya misión es recoger, analizar y distribuir la inteligencia geoespacial. Este es exactamente el tipo de inteligencia que podría ser obtenida a través del acceso excesivo de Pokemon Go de sus usuarios móviles y localizaciones.

Las aplicaciones como Google Earth y Street View ya han dado a las agencias gubernamentales mapas increíblemente detallados de ciudades y calles. Sin embargo, todavía no tienen datos sobre los lugares más difíciles de alcanzar, tales como el interior de los edificios. Pokemon Go ofrecería una solución a todos esos problemas, según lo sugerido por el conspiracionista en línea 'fight_for_anything'.

De acuerdo con su teoría, si la CIA o la NSA necesita una foto dentro de una casa o negocio, lo único que tendría que hacer es generar un Pokemon en el lugar deseado. Los usuarios de Pokemon Go entonces obtendrían la foto de inteligencia por ellos, simplemente jugando el juego. Estas fotos podrían, en teoría, entonces ser enviados a una base de datos que permitiría al gobierno construir con una gran precisión representación 3D de casi cualquier espacio interno privado.


Yendo un paso más allá, los organismos podrían incluso reunir inteligencia en tiempo real, generando un Pokémon en la casa de un objetivo con el fin de conseguir fotos de los sospechosos en cuestión de horas o minutos. Esta teoría ha adquirido particular tracción en China. Algunos ciudadanos chinos han pedido un boicot de Pokemon Go, con el argumento de que no es más que una estratagema de los EE.UU. y Japón para desenterrar las bases militares secretas chinas.

Según ellos, Nintendo de Japón y Google de Estados Unidos podrán deducir la ubicación de los sitios chinos clasificados al rastrear a donde los usuarios no se les permite ir con el fin de capturar Pokémon. Cualquier límite de área para los jugadores de Pokemon Go podrían ser marcados como un área restringida o una zona militar. Si esto es cierto, entonces los EE.UU. y los militares japoneses tendrán una ventaja temprana significativa en cualquier conflicto futuro entre ellos y China.

Sin embargo, a pesar de todos los rumores en las redes sociales, Pokemon Go no ha sido liberado aún en China y no hay fecha de lanzamiento a la vista. Y aunque John Hanke tiene conexiones anteriores al gobierno de EE.UU., no hay ningún vínculo oficial entre la CIA y Niantic. Pero eso no significa que los datos de los usuarios estén seguros.

La bastante abierta política de privacidad del juego deja a sus 10 millones de usuarios abierto a casi cualquier solicitud del orden público. En ese sentido, Pokemon Go no es diferente de casi cualquier otra aplicación en el Internet. Nos guste o no, estamos siendo espiados por el gobierno. Y Pokemon Go es sólo una herramienta potencial en su arsenal.

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios