Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Un dedo de 38 centímetros de largo encontrado en Egipto: ¿Evidencia de los Nephilim?

No hay comentarios
Un dedo de 38 centímetros de largo encontrado en Egipto: ¿Evidencia de los Nephilim?

Las imágenes de un dedo gigante de 38 centímetros de longitud tiene a los investigadores despistados mientras afirman que algo como esto es imposible. Según la ciencia, es imposible, sin embargo, el dedo encontrado en Egipto parece ser algo real, ya que el dedo incluso tiene un certificado de autenticidad y imágenes de rayos-X.

Las imágenes mostradas fueron tomadas en 1988 y fueron publicadas por uno de los principales periódicos de Europa, BILD.de

¿Podría ser esto evidencia que apunta hacia la existencia de seres gigantes que caminaban sobre la Tierra en el pasado distante?

"Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después, cuando los hijos de Dios (bene Elohim) se unieron a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos a ellas. Esos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre. Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la Tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era solo el continuo mal". -Genesis 6:4

Ver también: Los gigantes encontrados en Rumania y el encubrimiento

Los restos de este dedo son impresionantes, es un enorme dedo humanoide momificado que tiene 38 centímetros de longitud. Los investigadores de Egipto creen que tenía que pertenecer a una criatura que tenía más de 5 metros de altura. Sólo unas pocas personas llegaron a tomar imágenes de este increíble artefacto en 1988.


El propietario del dedo gigante era, de acuerdo a Gregor Spörri, un ladrón de tumbas que adquirió la pieza mientras busca por una tumba no revelada en Egipto. Cuando Gregor Spörri, un empresario de 56 años de edad, ofreció comprarle el dedo, el dueño respondió: NUNCA.

"Entonces Caleb hizo callar al pueblo delante de Moisés, y dijo: Subamos luego, y tomemos posesión de ella; porque más podremos nosotros que ellos. Mas los varones que subieron con él, dijeron: No podremos subir contra aquel pueblo, porque es más fuerte que nosotros. Y hablaron mal entre los hijos de Israel, de la tierra que habían reconocido, diciendo: La tierra por donde pasamos para reconocerla, es tierra que traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimos en medio de ella son hombres de grande estatura. También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de los gigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, como langostas; y así les parecíamos a ellos." -Números 13:30-33 Reina-Valera 1960

En una entrevista con BILD.de, Spörri declaró: Se trataba de un paquete rectangular, olía enrarecido. Yo estaba completamente atónito, cuando vi la reliquia de color marrón oscuro, se me permitió tomarlo con la mano y tomarle fotografías, y también poner un billete junto a él con el fin de obtener una comparación de tamaño. El dedo curvado se estaba partiendo y abriendo, y estaba cubierto con moho seco. Era sorprendentemente libiana, tal vez de unos pocos cientos de gramos. Y yo con el corazón palpitando hasta el cuello. Eso fue increíble. Para que se ajuste al tamaño de un cuerpo habría tenido que ser de alrededor de cinco metros de largo

Según Gregor Spörri, el ladrón de tumbas que encontró el dedo también tenía un certificado de autenticidad y una imagen de rayos X, los cuales son de la década de 1960.


Después que Spörri salió de Egipto él quería saber más acerca de esta increíble reliquia, él quería saber dónde se encontraba el resto de esta criatura gigante. Volvió a Egipto en 2009 obligado a aprender más sobre él. Desafortunadamente, para entonces, el anciano que permitió a Spörri tomar imágenes del dedo gigante había desaparecido, y con él todo rastro del misterioso dedo que tiene a los científicos e investigadores rascándose la cabeza. Ahora, todo lo que queda son estas pocas imágenes que son alucinantes y las historias y los mitos de las criaturas que una vez, en el pasado distante, caminaron entre los seres humanos.


Los investigadores han tenido sentimientos encontrados cuando se trata de esta misteriosa reliquia antigua. El mayor problema es que, el dedo no encaja en ninguna de las teorías convencionales presentados por los arqueólogos o historiadores. Para ellos eso es simplemente, imposible.

¿Es esta evidencia suficiente para concluir finalmente que los gigantes de hecho caminaron en la Tierra en el pasado distante? ¿Y que las misteriosas huellas gigantescas que se encuentran en diferentes lugares de la Tierra son reales?

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios