Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Bill Cooper fue asesinado poco después de predecir el 9/11 y nombrar a Osama bin Laden como el chivo expiatorio

No hay comentarios
Bill Cooper fue asesinado poco después de predecir el 9/11 y nombrar a Osama bin Laden como el chivo expiatorio

Milton William "Bill" Cooper fue un aclamado escritor sobre temas de conspiración mejor conocido por su libro de 1991 Behold a Pale Horse (He aquí un caballo pálido).

A lo largo de su vida, Cooper trabajó para exponer numerosas conspiraciones globales, y uno de su más reciente involucró a los ataques del 11 de septiembre. Él fue fatalmente disparó poco después, lo que llevo a muchos a creer que en realidad había tenido razón.

Durante la década de 1990, Cooper emitía un programa de radio nocturno llamado Hour of the Time (Hora del Tiempo). Como un autor ya establecido y ex veterano de Inteligencia Naval, rápidamente cautivó a su público con diversos temas de interés.

Esto ocurría antes de que la Internet despegara y la información era más difícil de conseguir por lo que la gente se sintonizaba de lunes a viernes, con ganas de descubrir la verdad.

En su emisión del día 28 de junio 2001, él pasó a predecir el 9/11, y agregó que el gobierno de Estados Unidos intentaría utilizar a Osama bin Laden como un chivo expiatorio:

"Yo digo que estés preparado para un gran ataque! Pero no será Osama bin Laden. Será estos que están detrás del Nuevo Orden Mundial ... Lo que vaya a suceder lo van a culpar a Osama bin Laden, Ni se te ocurra creerlo! "

Menos de 11 semanas más tarde, sus predicciones llegarían a ser fatalmente ciertas.

Aunque las teorías de la conspiración de Cooper puedan ser increíbles, delirios dignos de la ciencia ficción (o no), lo que es indudable, y comprobable, es que predijo el ataque del 11 de septiembre del 2001 con escalofriante precisión, al mencionar que en Osama Bin Laden recaería la culpa del suceso. Cooper, como se puede escuchar en el video, se maravillaba de que un reportero de CNN pudiera entrar a una cueva y entrevistar al hombre más buscado del mundo y, en contraste, todos los servicios de inteligencia no pudieran encontrarlo.


Con un ojo crítico, Cooper examinó la situación de tensión y conecto los pedazos de información de sus fuentes. Esto le permitió deconstruir las mentiras alimentados al público en general y la construcción de su teoría.

Naturalmente, era una piedrita en el zapato de las autoridades. En julio de 1998, Cooper fue acusado de evasión de impuestos. Se emitió una orden de arresto, pero nunca fue ejecutado.

Como consecuencia de ello, se le considero uno de los principales fugitivos de Estados Unidos y se convirtió en un objetivo primordial del Servicio de Alguaciles de EE.UU. en el año 2000.

Cooper francamente habló de su situación y se convenció de que estaba siendo activamente apuntado por la administración del presidente Clinton y el IRS.

Después de los trágicos acontecimientos del 11 de septiembre se desarrollaron, el programa de radio de Cooper intentó exponer la conspiración masiva que llevó a los ataques.

Señaló con el dedo al Gobierno Federal, acusando a las autoridades de planear el movimiento terrorista y de engañar a los ciudadanos de Estados Unidos y el resto del mundo en la creencia de una historia inventada. Esto les permitió a ellos influir en la opinión pública a su favor y ejecutar su plan.

En su emisión final, el 5 de noviembre de 2011, Bill Cooper habló planeando escribir un libro que detallaría su período de servicio en Vietnam. Dijo que iba a estar dedicado a los compañeros con los que él había servido durante ese tiempo.

Más tarde esa noche, mientras estaba en su casa en Eagar, Arizona, el Departamento del Sheriff del Condado de Apache le hizo una visita. Él había sido acusado de blandir un arma de fuego y que los agentes de la policía tenían una orden para su arresto.

Sin embargo, los agentes se detuvieron en vehículos sin identificación, sin usar uniformes, y utilizaron artimañas para sacarlo.

Las fuentes sostienen que los oficiales se posicionaron en un cul-de-sac a menudo frecuentado por adolescentes que cuando se reunían solo dejaban basura detrás. Los oficiales comenzaron a hacer mucho ruido y Cooper salio a enfrentarlos, creyendo que eran nada más que los menores borrachos.

Los oficiales no se identificaron de manera que Cooper amenazó con llamar a la policía. Mientras se dirigía hacia el interior de su casa, se hicieron disparos.

El resultado mostró a un oficial de policía siendo asesinado, pero también lo fue Cooper. Nadie sabe quién disparó el primer tiro y no está claro si Bill Cooper llevaba una pistola en el momento de su muerte.

El misterio que rodea la muerte de Cooper ha llevado a muchos a creer que no fue accidental, sino más bien un complot cuidadosamente planeado y ejecutado para eliminar un "elemento indeseable."

A la luz de la enorme cantidad de evidencia que apunta a que el gobierno de Estados Unidos encubrió el ataque del 9-11, las implicaciones de la predicción y posterior muerte (o asesinato) de Milton William Cooper son sumamente perturbadoras.

Si Estados Unidos y en general el planeta resultó manipulado en un acontecimiento tan notorio y de una forma tan burda, ¿cómo sabemos que no estamos siendo manipulados constantemente de forma menos evidente?

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios