Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Ata, el alienígena de 15 centímetros

1 comentario
Ata, el alienígena de 15 centímetros

En el 2003, en desierto de Atacama, cerca de una iglesia abandonada en la ciudad fantasma de La Noria, en Chile, un hombre llamado Oscar Muñoz encontró los restos de lo que se considera ser el más extraño humanoide en la Tierra. Las diminutas medidas corporales desecados de sólo 15 centímetros y una serie de características únicas han desconcertado a la comunidad científica.

Completamente conscientes de la importancia de su descubrimiento, Muñoz vendió el cuerpo momificado a un dueño de bar por la fuerte suma de 30.000 pesos, el equivalente a US$ 50. El dueño del pub lo vendió por presumiblemente más que eso y el pequeño cuerpo se hizo famoso en todo el mundo, así como su apodo Ata.

Se cree que es muy antiguo, pero la rigurosa datación mostró que había vivido y muerto en algún lugar dentro de los últimos cien años.

Las característica más llamativa de Ata es su cráneo. Se ve bastante humano, pero su cráneo alargado y desproporcionado ha influido suficiente a los ufólogos en la creencia de que Ata es, sin duda, de origen extraterrestre.


La primera explicación racional era asumir que debido a su tamaño, Ata era un feto humano prematuro. Algunos antropólogos dijeron que también podría ser el cuerpo de un joven humano sufriendo de un caso extremo de progeria. Otra teoría es que Ata tenía un caso severo de enanismo.

Estos temas fueron puestos a un lado después de que un extenso análisis fue realizado por los principales científicos de la Universidad de Stanford. Después de seis meses de estudio de los restos óseos, llegaron a la conclusión de que el Humanoide de Atacama sigue siendo un profundo misterio.

Con el fin de comprobar si sus orígenes eran humanos o extraterrestres, se realizaron una serie de pruebas, a partir de los análisis genéticos. Querían ver si Ata tenía el ADN humano. Tomaron muestras de ADN de la costilla ósea y resultó que Ata, era de hecho, humano después de todo.


Ata era un varón humano y el análisis de rayos X de su esqueleto demostró que murió a los 6-8 años de edad. Su ADN mitocondrial reveló que su madre era originaria de América del Sur. Sin embargo, no encontraron ninguno de los marcadores genéticos que indican enanismo, progeria, o oxicefalia. En términos simples, no encontraron respuesta a su estatura minúscula o su craneo elongado.

Ver también: El análisis inicial de ADN de los cráneos alargados de Paracas ha sido publicado - con resultados increíbles

Independientemente del sexo, la raza o el tamaño, los seres humanos tienen doce pares de costillas pero Ata sólo tenía diez. No hay otro esqueleto humano conocido con sólo diez pares de costillas. Su cráneo es muy inusual y la bóveda de cráneo es proporcionalmente mayor que la de los seres humanos normales. Sus huesos están bien desarrollados y incluso tiene dientes desarrollado completamente en la mandíbula, lo que elimina la posibilidad de que Ata sea un feto humano deformado.


Los científicos que realizaron las pruebas unánimemente están de acuerdo en que no pueden dar respuestas definitivas a las preguntas formuladas por este pequeño humanoide. Su fragilidad ciertamente obstaculizo su vida en el duro ambiente del desierto de Atacama. Si eso es tan pequeño en una edad de seis años, en el nacimiento debe haber sido mucho más pequeño. Incluso en las unidades de cuidados intensivos neonatales modernos, un ser tan pequeño sería muy difícil de mantener con vida, y mucho menos en el desierto, con poco o ningún acceso a los tratamientos médicos modernos.

Añadiendo al misterio (o explicando eso) esta el hecho de que los lugareños dicen que han presenciado extrañas luces en el cielo, los OVNIs y seres vivos que se ajustan a la descripción del pequeño Ata. Informes no confirmados hablan de humanoides similares que se mantiene vivo y son estudiados en lugares no revelados.

Los investigadores fueron capaces de mostrar una conexión humana a Ata pero eso no descarta la posibilidad de que él sea un extraterrestre. También hay una discrepancia entre su material genético y su apariencia. El ser humano más pequeño jamás registrado y confirmado es de Chandra Bahadur Dangi y midió 54,64 centímetros de altura. Él es todavía tres veces y media más alto que Ata.


¿Fue Ata un ser de otro mundo? ¿quizás, fue el resultado de una fusión entre un humano y un ser de otro mundo? ¿Puede que la forma de su cabeza evidencie sus origenes extraterrestes que lo relaciona con los visitantes del cielo con las cabezas elongadas que fueron nombradas por varias culturas antiguas a lo largo del mundo.?

Nuestra comprensión y creencias actuales no tienen respuestas aceptables para este inexplicable misterio. La ciencia dominante se opone a la idea de la vida extraterrestre, especialmente aquí en la Tierra. Tal vez un día la humanidad ganará suficiente sabiduría para aceptar las cosas actualmente más allá del entendimiento. Hasta entonces, los obstáculos son la ignorancia y la boca cerrada.

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios