Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Los Niños Verdes de Woolpit: Una leyenda del siglo 12 de visitantes de otro mundo

16 comentarios
Los Niños Verdes de Woolpit: Una leyenda del siglo 12 de visitantes de otro mundo

Los Niños de Woolpit es un antiguo relato que data del siglo 12, que habla de dos niños que aparecieron en el borde de un campo en el pueblo de Woolpit en Inglaterra. La niña y un niño tenían la piel en tonos verdes y hablaban en una lengua desconocida. Los niños se enfermaron y el niño murió, pero la chica se recupero y con los años aprendió a hablar Inglés. Más tarde se transmitió la historia de sus orígenes, diciendo que venían de un lugar llamado Tierra de San Martín, que existió en un ambiente de penumbra permanente, y donde la gente vivía bajo tierra. Mientras que algunos ven la historia como un cuento popular que describe un encuentro imaginario con habitantes de otro mundo debajo de nuestros pies o incluso extraterrestres, otros la aceptan como una cuento real, pero un tanto alterada de un acontecimiento histórico que merece una mayor investigación.

El relato se sitúa en el pueblo de Woolpit ubicada en Suffolk, East Anglia. En la Edad Media, estaba dentro de la zona agrícola más productiva y densamente poblada de la Inglaterra rural. El pueblo había pertenecido a la rica y poderosa Abadía de Bury St. Edmunds.


La historia fue registrada por dos cronistas del siglo 12 - Ralph de Coggestall (fallecido en 1228 dC), un abad de un monasterio cisterciense en Coggeshall (cerca de 42 km al sur de Woolpit), que registró su relato de los niños verdes en el Chronicon Anglicanum (Crónica Inglésa); y William de Newburgh (1136-1198 dC), un historiador Inglés y canónico en el Augustinian Newburgh Priory, muy al norte, en Yorkshire, que incluye la historia de los niños verdes en su principal obra Historia rerum Anglicarum (Historia de Asuntos Inglés) . Los autores señalaron que los hechos tuvieron lugar en el reinado del rey Esteban (1135-1154) o el rey Enrique II (1154-1189), según la versión de la historia que se lee.

La historia de los Niños Verdes


Según el relato de los niños verdes, un niño y su hermana fueron encontrados por cosechadores trabajando en sus campos durante la cosecha cerca de unas zanjas que habían sido excavados para atrapar lobos en Santa María del Wolf Pits (Woolpit). Su piel estaba teñida de un tono verde, sus ropas estaban hechas de materiales que no se conocía, y su lenguaje era ininteligible para los cosechadores. Fueron llevados al pueblo, donde fueron finalmente aceptados en la casa del terrateniente local, Sir Richard de Caine en Wilkes.

Los niños no comían cualquier alimento que se les presentaba, aunque parecían hambrientos. Con el tiempo, los aldeanos trajeron rondas de frijoles recién cosechados, los cuales los niños devoraban. Sobrevivieron sólo con los granos durante muchos meses hasta que adquirieron un gusto por el pan.

El niño se enfermó y pronto sucumbió a la enfermedad y a la muerte, mientras que la niña permaneció en buen estado de salud y finalmente perdió su piel verdosa. Ella aprendió a hablar inglés y más tarde se casó con un hombre en Lynn del Rey, en el vecino condado de Norfolk. Según algunas versiones, ella tomó el nombre de "Agnes Barre" y el hombre que se casó fue un embajador de Enrique II, aunque estos datos no han sido verificadas. Después que ella aprendió a hablar inglés, transmitió la historia de sus orígenes.

Una extraña tierra subterránea



La joven afirmo que ella y su hermano venían de la "Tierra de San Martín", donde no había Sol, sino un perpetuo crepúsculo, y todos los habitantes eran verdes como ellos. Ella describió otra tierra 'luminosa' que se podía ver a través de un río.

Ella y su hermano estaban cuidando las ovejas de su padre, cuando llegaron a una cueva. Entraron en la cueva y vagaron en la oscuridad durante mucho tiempo hasta que llegaron por el otro lado, entrando en una luz muy brillante, que ellos encontraron sorprendente. Fue entonces cuando fueron encontrados por los cosechadores.

Explicaciones


A través de los siglos, muchas teorías se han propuesto para explicar este extraño relato. En cuanto a su color verde, una de las propuestas es que los niños sufrían de anemia hipocrómica, conocido originalmente como clorosis (que viene de la palabra griega 'Chloris', que significa amarillo verdoso). La condición es causada por una dieta muy pobre que afecta al color de las células rojas de la sangre y los resultados en un tono verde notablemente de la piel. En apoyo de esta teoría es el hecho de que la chica se describe como regresando a un color normal después de la adopción de una dieta saludable.

En cuanto a la descripción de la tierra extraña, Paul Harris sugirió en Fortean Studies 4 (1998) que los niños eran huérfanos flamencos, posiblemente desde un lugar cercano conocido como Fornham San Martín, que fue separado de Woolpit por el río Lark. Una gran cantidad de inmigrantes flamencos habían llegado durante el siglo 12, pero fueron perseguidos bajo el reinado del rey Enrique II. En 1173, muchos fueron asesinados cerca de Bury St Edmunds. Si hubieran huido al bosque desde Thetford, puede haber parecido un crepúsculo permanente para los asustados niños. También pueden haber entrado en uno de los muchos pasajes de las minas subterráneas en la zona, que finalmente les llevaron a Woolpit. Vestido con extraña ropa flamenca y hablando otro idioma, los niños habrían presentado un espectáculo muy extraño para los habitantes de Woolpit.

Otros comentaristas han sugerido un origen de los niños más de 'otro mundo'. Robert Burton sugirió en su libro de 1621 "La anatomía de la melancolía" que los niños verdes "cayeron del cielo", llevando a otros a especular que los niños pueden haber sido extraterrestres. En un artículo de 1996 publicado en la revista Analog, el astrónomo Duncan Lunan tuvo la hipótesis de que los niños fueron transportados accidentalmente a Woolpit desde su planeta de origen, que puede haber sido atrapado en una órbita sincrónica alrededor de su sol, presentando las condiciones para la vida sólo en una zona de penumbra estrecha entre una superficie ferozmente caliente y un lado oscuro congelado.

La historia de los niños verdes ha perdurado durante más de ocho siglos desde los relatos de los primeros registros. Si bien los hechos reales detrás de la historia nunca se conozcan, este continúa capturando la imaginación de muchas mentes curiosas.

[Ancient Origins]

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios