Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

¿Quiénes fueron los verdaderos “Dioses del Edén”?

8 comentarios
¿Quiénes fueron los verdaderos 'Dioses del Edén'?

El relato Bíblico de Adán y Eva en el Jardín del Edén está basada en hechos reales que sucedieron hace cerca de 200.000 años. Una comparación de los textos antiguos con los últimos avances en la ciencia genética revela detalles sorprendentemente coherentes, el cual nos permiten finalmente resolver el misterio de los orígenes de la humanidad.

La sorprendente conclusión es que el hombre era un híbrido genético, creado y manipulado no por un Dios, sino por 'dioses' de carne y hueso, que caminaban y conversaban.

El hombre, el Esclavo



Una creencia religiosa en Un Dios ha dominado el pensamiento de la sociedad occidental durante más de mil años, conduciendo a considerables dificultades con el concepto de 'dioses' de carne y hueso.

Sin embargo, tal idea no presentó ningún problema a la primera civilización conocida en el mundo - los Sumerios - que vivieron junto a estos gobernantes divinos y eran representados como seres de apariencia humana.

Los escribas Sumerios y sus sucesores Acadios inscribieron tablillas de arcilla con una gran cantidad de información acerca de los dioses. Uno de esos textos, comúnmente conocido por el nombre de su héroe, Atra-Hasis, describe los antecedentes de la creación del hombre, cuando los propios dioses estaban involucrados en la minuciosa extracción de los minerales de la Tierra:

"Cuando los dioses, como hombres, llevaban el trabajo y sufrían la fatiga - la fatiga de los dioses era grande, el trabajo era pesado, el sufrimiento era mucho."

Las condiciones eran tan duras que, después de 40 períodos de dificultades, los dioses se rebelaron contra su líder Enlil. Un consejo de los dioses fue entonces realizado, en la que el dios Ea (alias Enki) proporciono la solución:

"Mientras la Diosa del Nacimiento esté presente, que cree un Trabajador Primitivo; que lleve él el yugo, que cargue él con el duro trabajo de los dioses!"

Los subsiguiente pasajes del Atra-Hasis describen lo que parece ser un proceso de clonación, en la que la diosa Nin-ti ('Señora de la Vida') hizo catorce piezas de 'arcilla' y fecundo a catorce diosas del nacimiento.

Los primeros esclavos componen siete hombres y siete mujeres, conocidas como LU.LU - un termino que indica una mezcla genética entre el homínido primitivo Homo erectus y los propios dioses. El evento puede fecharse a hace unos 200.000 años, cuando los Homo Sapiens de grandes cerebros aparecieron de repente en este planeta.

El Significado del Edén


El Bíblico Jardín del Edén no es un lugar mitológico, sino un lugar real. Con el fin de entender lo que pasó allí, es necesario tener en cuenta que la palabra Edén se deriva del termino sumerio E.DIN.

Mientras que la primera sílaba 'E' significa 'Hogar', la segunda sílaba era una abreviatura de DIN.GIR, traducido comúnmente como "los dioses". Edén o E.DIN era, por tanto, la 'Morada de los Dioses'.

Los textos antiguos describen más de una morada de los dioses, con la Tierra siendo dividida geográficamente entre dos grupos rivales, encabezados por los hermanos Enlil y Enki, respectivamente.


Mientras que los Enkiites habitaban el continente africano, los Enlilitas ocuparon Asia y particularmente las tierras fértiles de Mesopotamia. Estamos por tanto tratando con un Eden occidental y un Edén oriental.

Ver también: La más antigua metrópoli construida por extraterrestres descubierta en África

Fue en el Eden occidental, también conocido como el Abzu o Mundo Inferior, que Enki y Ninti crearon al esclavo LU.LU, un detalle que se ve confirmado por los hallazgos de los fósiles más antiguos de Homo Sapiens en África. Fue en estas tierras ricas en minerales que el hombre se puso a trabajar en el peligroso proceso de extracción de minerales de las profundidades.

Un texto conocido como El mito de la Piqueta explica lo que pasó después. En el Edén oriental, el hermano y rival de Enki, Enlil, fue asediado por sus subordinados, que se quejaron de que los esclavos estaban siendo monopolizados injustamente en el Mundo Inferior. Enlil, que se describe en el siguiente texto como 'el Señor', reaccionado en consecuencia:

"El Señor hizo sacar el AL.A.NI, le dio sus órdenes. Él rasgo la Tierra como corona en la cabeza, y lo metió en el Lugar-Donde-la-Carne-Brotaba. En el agujero estaba la cabeza de un hombre; desde el suelo, la gente se abría paso hacia Enlil. Él miró a las Cabezas Negras de manera firme."

Nota: AL.A.NI («hacha que genera poder») era un arma forjada por Enlil. Esta arma tenía un «diente» que, «como un buey de un solo cuerno», podía atacar y destruir grandes murallas. Según las descripciones, debió ser una especie de taladradora gigante, montada sobre una especie de buldózer, que aplastaba todo lo que se le ponía por delante.

Esta incursión sobre los esclavos de Cabeza Negra también se menciona brevemente en el Antiguo Testamento, Génesis 2: 7-8, donde el hombre curiosamente ya se había formado cuando fue 'puesto' en el Jardín del Edén por 'Dios'.

El Dios Serpiente


El relato en el libro del Génesis de Adán y Eva es hoy en día considerado como un mito simbólico, pero varios indicios sugieren que eso se inspira sobre una anterior narración de un evento real. La primera pista es que Dios mismo se describe como uno de los dioses que caminaban y conversaban.

La segunda pista es la presencia de la serpiente — un símbolo bien conocido para los antiguos dioses egipcios, y en particular para el propio Enki, el científico genético que había creado al hombre. No es casualidad que el símbolo moderno de la medicina es una serpiente entrelazada alrededor de un bastón [es decir, el caduceo].


La tercera pista se encuentra en el desenlace de la intervención de la Serpiente. Adán y Eva se avergüenzan de estar desnudos, junto con las referencias bíblicas de la adquisición del "conocimiento", sugieren claramente que fueron la primera pareja humana que llego a ser sexualmente consciente.

El Antiguo Testamento sugiere que este cambio fue causado por el consumo de un 'fruto'. Se trata de un importante detalle, ya que, de acuerdo con el escenario descrito hasta el momento, el hombre fue creado por los dioses como una criatura híbrida, y los híbridos casi siempre nace estériles. El relato del conocimiento sexual siendo otorgado en el Jardín del Edén, por tanto, lleva un anillo distinto de la verdad.

¿Cómo exactamente hizo un 'fruto' para conferir el conocimiento sexual sobre Adán y Eva? Como se mencionó anteriormente, el Dios Serpiente fue Enki, el científico genético de los dioses, y la 'fruta' con el que tentó a Eva por lo tanto parece simbolizar una intervención genética deliberada por él.


Sin embargo, con el fin de confirmar nuestras sospechas, primero tenemos que abordar las cuestiones del motivo y la oportunidad, y debemos producir una sólida hipótesis científica sobre cómo un cambio genético podría haber sido introducido.

El fondo proporcionado hasta el momento ofrece todo excepto una de las pistas que necesitamos para reconstruir el evento. La pieza que falta que resuelve el rompecabezas es el misterioso 'Arbol de la Vida' en el Jardín del Edén.

El Árbol de la Vida


Según el libro del Génesis, Adán y Eva eran libres de comer desde un 'árbol de la vida' hasta el momento en que se hicieron sexualmente conscientes. Sólo entonces el Señor Dios dice:

"El ser humano ha llegado a ser como uno de nosotros, sabiendo el bien y el mal. No vaya a ser que extienda su mano y tome también del árbol de la vida y coma, y viva para siempre."


¿Por qué el repentino cambio de actitud? ¿Por qué fue que este dios, identificado anteriormente como Enlil, originalmente quería que el hombre comiera del fruto y viviera para siempre, pero luego decidió retirarla de Adán y Eva? ¿Por qué de repente llego a ser necesario para él expulsarlos y salvaguardar el Árbol de la Vida con una 'espada de fuego'?

La respuesta es sorprendentemente simple. Originalmente, la humanidad fue diseñado como una mano de obra esclava que podía ser controlada fácilmente, y su esterilidad era un mecanismo de control esencial.

Sin embargo, con la concesión de conocimiento sexual de Adán y Eva, el hombre adquirió los medios para la reproducción independiente. La longevidad que ofrecía el Árbol de la Vida en consecuencia cambió de un activo a un pasivo, creando un grave riesgo de una explosión demográfica fuera de control.

¿Es realmente posible que el consumo de un 'fruto' podría haber retardado el proceso de envejecimiento de Adán y Eva? Los científicos genéticos han descubierto recientemente que el envejecimiento es causado por mutaciones genéticas, y que una de las principales causas de estos errores es el exceso de oxígeno en las células.

Este oxígeno, conocido como "radicales libres" causa daño a las células de la misma manera que causa que los autos se oxiden y la mantequilla se haga rancia.


Los científicos están investigando la posibilidad de utilizar un cóctel de fármacos para formar una barrera protectora alrededor de las células, y así extender la duración de la vida humana. Tal droga podría estar detrás del simbolismo de la legendaria fruta del Árbol de la Vida.

Los medicamentos anti-envejecimiento, sin embargo, eran sólo un método utilizado por los antiguos dioses para maximizar sus ciclos de vida.

Como se explica en el libro, Dioses del Nuevo Milenio, el principal factor detrás de la supuesta inmortalidad de los dioses era casi seguramente una herencia genética, como lo demuestra la obsesión de los dioses masculinos por casarse con sus medias hermanas. Tal longevidad genética de hecho se está buscando en los laboratorios de hoy en día.

Los científicos de la Geron Corporation en Estados Unidos confían en que pueden prolongar la vida de las células humanas mediante la manipulación de los telómeros en el extremo de los cromosomas. Por otra parte, un genoma que fue mejorada artificialmente de esta manera tendría perfecto sentido para una especie que estaba tratando de superar las barreras del tiempo a los viajes inter-estelares.

Adán y Eva


Según el Antiguo Testamento, Adán vivió 930 años, pero esta increíble duración de vida es insignificante en comparación con los reinados de miles de años registrados en las Listas de Reyes Sumerios.

Estos períodos una vez parecían increíbles, pero ahora son científicamente plausible, basado en la suposición de que el hombre fue de hecho creado a imagen de los dioses, hablando genéticamente.


El promedio de vida de hoy de tres veintenas de años y una decena es el resultado inevitable de las orgías reproductivas y mutaciones genéticas que siguieron a los acontecimientos en el Edén.

Volvamos ahora a la cuestión crucial de cómo y por qué el dios Enki re-programo genéticamente a la raza humana. El motivo de Enki no nos presenta ningún problema, aparte de las abolladuras de nuestro orgulloso patrimonio humano, por ello pareciera que su don de conocimiento sexual era simplemente un truco rencoroso sobre su hermano Enlil.

Tras la incursión en los campos de esclavos, mencionados anteriormente, podemos suponer con seguridad que Enki estaba más que un poco molesto con su hermano, y estaba a la espera de una oportunidad adecuada para la venganza.

¿Cómo fue que Enki, el Dios Serpiente, se presentó en el Jardín del Edén? La respuesta plausible es que la incursión de Enlil en África capturó un número insuficiente de trabajadores varones.

Sin la tecnología de clonación y las hembras que fueron creados para actuar como madres sustitutas, Enlil era impotente para ampliar su fuerza de trabajo recién adquirida. Era, pues, inevitable que tendría que buscar la ayuda de Enki en la creación de un centro médico completamente independiente.

¿Qué pasó después? El escenario más probable es que Enki trajo dos LU.LUs femeninas al Edén oriental y se ofreció a demostrar los necesarios procedimientos en la realización de las primeras operaciones de clonación.

Supongamos que el embrión de un macho y una hembra fueron implantados en las dos hembras con Enlil felizmente ignorante de que estos embriones habían sido alterados genéticamente por Enki.


El nacimiento de Adán y Eva por lo tanto habría parecido perfectamente normal, y que habría pasado felizmente sus días de infancia jugando en "el Jardín" (o más probablemente en un ala de seguridad de las instalaciones del hospital).

Entonces, un día, los genes sexuales patearon (como lo hacen) y los dos hijos púberes de repente se dieron cuenta de que estaban desnudos. Cuando Enlil los vio esconderse con vergüenza, de inmediato se dio cuenta del truco genético que había sido jugado sobre él, y el resto es historia - la serpiente fue maldita y los intachable Adán y Eva fueron expulsados.

En conclusión


La ciencia genética moderna ha revolucionado nuestra comprensión del libro del Génesis y otros textos antiguos. La supuesta intervención de los llamados dioses es ahora compatible con un escenario científicamente plausible, que consiste en dos diferentes Edenes y dos creaciones genéticas separadas.

No es de extrañar que los editores de la Biblia estuvieron extremadamente confundidos, y su confusión ha entregado a los darwinistas una victoria fácil en el debate sobre los orígenes de la humanidad.

Pero, mientras que estos científicos del mainstream cazan en vano a los 'eslabones perdidos' de la humanidad, los científicos intervencionistas están involucrados en una búsqueda diferente que ha demolido implicaciones para el nuevo milenio - una búsqueda de los "dioses perdidos" de la humanidad.

[New Dawn Magazine]

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios