Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

¿Huellas gigantes grabadas en la roca son evidencias de la visita de los antiguos “dioses” que vinieron del cielo?

2 comentarios
Huellas gigantes grabadas en roca india

La mitología India dice que los dioses Rama y Lakshmana, pasaron algún tiempo en esta región en busca de Sita, la esposa de Rama, secuestrado por el demonio. ¿Puede que exista algo de realidad en este mito? Quizás un par de huellas y un misterioso objeto volador inscrito en la roca puedan darnos la respuesta.

En el pueblo de Piska Nagri, en las afueras de la ciudad de Ranchi Jharkahnd, el geólogo Nitish Priyadarshi ha analizado un conjunto de grandes huellas el cual, según la leyenda local, puede evidenciar la visita de los dioses del cielo que descendieron en el lugar.

[Ver también: Enorme huella de mano encontrada en una cueva. ¿Evidencia de una raza perdida de gigantes caníbales? ]

Los grabados se encuentran en una gran roca y parecen reproducir la silueta de un par de sandalias de madera, calzado que comúnmente usan en la región hace miles de años. Hay varios pares de huellas midiendo casi 30 centímetros de largo, mientras que otros llegan a alrededor de 25 cm.

Huellas en una roca en el pueblo de Piska Nagri, India.

Probablemente con una edad de miles de años, estas huellas están grabados en piedra de granito y los locales creen que son las huellas de los dioses Rama y Lakshmana. La vida y hazañas heroicas de Rama es contada en el Ramayana, un antiguo sánscrito épico, que significa literalmente "Viaje de Rama".

Priyadarshi dijo que las huellas fueron encontradas en una roca de granito y por lo tanto probablemente fueron talladas en lugar de impresa en el duro material: "puede haber sido hechos por las poblaciones locales, en memoria de la futura visita de las deidades".

Junto a las huellas dactilares hay otra imagen interesante que ha atraído la atención de Priyadarshi: un grabado de un misterioso objeto volador.

Imagen grabada de un objeto volador.

"Las huellas y el objeto volador están en el mismo lado de la roca," continúa el geólogo. "Tal vez quieren indicar que los dos han llegado a este lugar a bordo de un objeto volador".

Los lugareños se sientan en la roca con los grabados de los dos pares de huellas. El resto de la roca fue destruido en la minería y los lugareños conservan esta parte porque creen que las huellas son de los mitológicos reyes dioses Rama y Lakshaman.

Como explica en Epoch Times, la edad de las huellas aún no ha sido comprobada. "Si nos fijamos en la erosión de los agentes atmosféricos, podemos especular que los grabados se hicieron miles de años atrás," dice Priyadarshi.

Otras impresiones


Las impresiones en la India no es un caso aislado. En otras partes del mundo han sido encontrados otras gigantescas huellas dactilares que para los investigadores siguen siendo un enigma sin resolver. En septiembre de 1925, por ejemplo, James Higgins encontró las huellas gigantes de pies en lo alto de las formaciones rocosas de Pico Bushy, en los Estados Unidos.

[Ver también: Un dedo gigante descubierto en Egipto]

En octubre de 1926, el Oakland Tribune reportó la noticia de un descubrimiento realizado por el Profesor George Davis King, un geólogo de la Universidad de California.

El investigador encontró un par de pasos en un arrecife de coral cerca de San José, que mide un metro y medio largo.

En 1976 el famoso arqueólogo y antropóloga inglés Mary Leaky descubrió en Tanzania 70 huellas humanas grabadas en piedras, en el sitio conocido como "las huellas de Laetoli".

El Leaky dijo que los pasos parecían pertenecer a los de seres humanos modernos, el cual creó un gran problema: las depresiones eran una capa fechada en unos 3,6 millones de años.

Según la teoría de la evolución, ningún ser humano moderno podría haber existido en un tiempo tan remoto. Y entonces, ¿Qué sucede cuando una prueba no soporta una teoría?

A pesar de las afirmaciones de Mary Leaky de las impresiones de apariencia moderna, los científicos comenzaron a trabajar en la búsqueda de una explicación que se ajuste al evolucionismo.

Algunos dijeron que los pasos parecían pertenecer a una especie aún no descubierta; otros sugirieron que eran una criatura completamente diferente. Al final, llegaron a la conclusión que las huellas pertenecían a una criatura, como Lucy, entre simio y humano. Fin de la historia.

Finalmente, el año pasado, el explorador Michael Tellinger encontró una gigante huella de 1,2 metros en una roca de granito cerca de Mpuluzi, Sudáfrica.



Incluso en este caso, la roca sería de aproximadamente 3 millones de años. Pero las huellas descubiertas por Priyadarshi son diferentes. Parecen pertenecer a alguien que usaba zapatos, sandalias.

Estos resultados, junto con muchos otros, han dado paso a un creciente interés por parte de algunos investigadores a descubrir nuevas pistas que podrían probar la existencia de grandes hombres en el pasado de nuestro planeta.

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios