Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Los otros Triángulos de las Bermudas

4 comentarios
Los otros Triángulos de las Bermudas

Desde tiempos inmemoriales, se cree que el océano es un ambiente hostil y peligroso para el hombre. Así como en la tierra, existen algunas áreas del océano que han experimentado una serie de anomalías y misterios.

El área más popular para los fenómenos enigmáticos que lo caracterizan, es seguramente el del triángulo de las Bermudas, un área del Océano Atlántico cuyos vértices son representados por el archipiélago de las Bermudas, la Isla de Puerto Rico y la punta de la península de Florida.

Los otros Triángulos de las Bermudas

Varios enigmáticos fenómenos han sido descritos por marineros y aviadores a lo largo del tiempo. Incluso Cristobal Colón escribió en su diario que vio misteriosas bolas de luz flotando en las aguas de esta misteriosa parte del Océano Atlántico. Los investigadores han postulado varias hipótesis para justificar los fenómenos que desafían las leyes de la física y la misteriosa desaparición de aviones y buques: la presencia de un túnel de espacio-tiempo, distorsiones magnéticas de un fenómeno que aún se desconoce.

Hay quienes piensan que en la parte inferior del triángulo de las Bermudas existe una gigantesca pirámide de cristal, un generador de energía antigua el cual provocaría el mal funcionamiento y que sería un remanente de la mítica civilización de la Atlántida, hundida hace 13 mil años en el océano Atlántico.

[Ver: Gigante pirámide de cristal descubierto en el Triángulo de las Bermudas]

Pero ¿Que si las Bermudas no es el único lugar del planeta donde existen estos misteriosos y enigmáticos fenómenos?

Los otros Triángulos de las Bermudas

El Mar del Diablo


También conocido como el "Triángulo del Dragón", es un área del Océano Pacífico que está frente a la costa sureste de Japón. Incluso en este caso es posible identificar un triángulo ideal cuyos vértices son representados por las islas de Honshu, Luzón y Guam.

Aunque esta zona se ha hecho famosa por los acontecimientos que han pasado los marineros desde tiempos inmemoriales, las leyendas dicen que esta zona del Océano Pacífico está habitado por demonios y monstruos que están esperando atacar a los incautos navegantes.

Los otros Triángulos de las Bermudas
Las narraciones más antiguas hablan de dragones que surgen de las profundidades para tragarse naves o islas y que se vuelven al fondo del mar sin dejar ni rastro.

Pero además de leyendas, existen hechos registrados que hacen a uno pensar. Las numerosas desapariciones de barcos y aviones que se llevaron a cabo en la zona han obligaron al gobierno japonés a declarar la zona como una "zona peligrosa". Según reportes del escritor Charles Berlitz en sus informes, incluyendo el de 1952 y 1954, Japón ha perdido en esta área cinco buques de guerra, todos se desvanecieron en el aire sin dejar rastro.

En 1955, el gobierno japonés comisionó una expedición en ese tramo de agua para arrojar luz sobre las misteriosas desapariciones y evaluar el peligro real de las coordenadas geográficas. Pero nunca nadie esperaría que el buque de investigación Haiyang Maru 5 tambien desapareciera en el aire con todos los tripulantes a bordo, compuesta por marineros y científicos.

Los otros Triángulos de las Bermudas
¿Este tipo inusual de tormenta podría ser una de las causas de las desapariciones en el Triángulo?

Tras estos enigmáticos acontecimientos, numerosos investigadores independientes comenzaron un estudio exhaustivo sobre el Triángulo del Dragón. Entre estos destaca el trabajo de Ivan Sanderson, que incluye esta área en el Pacífico en su articulo "The Twelve Devil's Graveyards Around the World" (Los doce cementerios del diablo alrededor del mundo), el cual Sanderson presento a la comunidad científica en 1972.

Según la hipótesis de los investigadores en el mundo existen 12 áreas como el triángulo de las Bermudas, colocados a intervalos de 72° en el mundo y más precisamente localizada sobre los 36º latitud norte y sur, cinco en el hemisferio norte, cinco en el hemisferio sur, así como de los polos norte y sur.

Los otros Triángulos de las Bermudas
Ivan Sanderson dice que existen 12 áreas relacionadas con las misteriosas desapariciones de buques y aviones en todo el mundo.

La razón por la que el Triángulo de las Bermudas es el más conocido, es debido a que es una zona con un alto tráfico aéreo y marítimo no así las otras áreas, y aunque ubicados en lugares apartados, dan evidencia de anormalidades. Él describió estas áreas como "Vórtices del Mal".

Sanderson había teorizado que las corrientes frías y calientes cruzando estos vórtices podrían crear interferencia electromagnética, que afectaría a los instrumentos y buques, provocando la desaparición de las mismos.

Los otros Triángulos de las Bermudas

El Mar de los Sargazos


Este se encuentra en una porción del Océano Atlántico entre las islas de las Antillas Mayores (oeste) y las Azores (este). Se sabe que allí las algas proliferan (pertenecientes al género Sargassum). Estas algas, de color marrón, suben a la superficie en grandes cantidades, dando a ciertas áreas del Mar de los Sargazos un aspecto de una pradera. Otra cosa peculiar del mar de los Sargazos es el hecho de que siempre está en calma y, a pesar de estar en una alta latitud, el agua siempre esta inusualmente cálida.

El mar de los Sargazos fue descubierto por Cristobal Colón el 16 de septiembre de 1492 en el primer viaje a América, cuando se encontraba a 1600 km de las Islas Canarias. Viendo las carabelas navegar en el medio de estas exuberantes manchas verdes, él pensó que estaba en las cercanías de la tierra y sondeo el fondo sin encontrarlo, aunque el uso una cuerda larga de 200 brazos. Unos días más tarde las hierbas fueron tan espesas que el mar parecía que se había coagulado, pero al oeste a los 72° meridianos las hierbas cesaron (curiosamente, los mismos datos proporcionados por Sanderson).

Incluso Jules Verne escribió sobre el mar en su libro "Los grandes navegantes del siglo XVIII", llamandolo "un lago en el océano abierto". "Según Verne, la mítica Atlántida estaría justo en la parte inferior del Mar de los Sargazos.

La zona en cuestión tiene una misteriosa reputación, la cual es de "secuestrar" a los tripulaciones de sus barcos, dejando las embarcaciones vacías mientras este continua su viaje. Uno de los más conocidos es el del barco mercante francés Rosalie, un barco construido en el año de 1838 con 222 toneladas de madera, que partió de Hamburgo y se dirigia a la Habana, Cuba

La nave fue encontrada el 06 de noviembre de 1840 a la deriva fuera de la costa de Cuba, sin tripulación, incluso con sus velas desplegadas. El único sobreviviente fue un canario dentro de su jaula. El casco y su carga estaban completamente intacta, así que se descarta un ataque de piratas. Incluso los botes salvavidas estaban en el lugar.

Los otros Triángulos de las Bermudas
El Rosalie. Solo un sobreviviente fue encontrado en el navío, un canario.

No estaba claro el cómo las personas habían sido capaces de dejar el barco. Ni por qué uno quería arrojarse al mar. La tripulación desapareció misteriosamente, se esfumo, nunca se supo nada más en lo absoluto.

En algún momento de septiembre o a principios de octubre de 1872, el Mary Celeste atracó en el muelle 44 del East River de Nueva York, preparándose para recibir un nuevo cargamento y una nueva tripulación. El 7 de noviembre de 1872, a las ordenes del capitán Benjamin Briggs, zarpa con una carga de alcohol perteneciente a Meissner Ackermann & Coin desde Staten Island, New York hacia Génova, Italia. Además de una tripulación de 7 miembros, llevaba al capitán y dos pasajeros, la esposa del capitán, Sarah E. Briggs (née Cobb), y su hija de dos años, Sophia Matilda. Diez personas en total.

El 04 de diciembre de 1872 el bergantín fue avistado por otro barco, el Dei Gratia. El Mary Celeste fue localizada entre las costas de Portugal y las Azores y estaba a la deriva navegando a través del estrecho de Gibraltar. No había muestras de la presencia de la tripulación a bordo. Un grupo de marineros de la Dei Gratia fue enviado a bordo.

Los otros Triángulos de las Bermudas
Buscaron a la tripulación y no los encontraron, simplemente desaparecieron.

El Mary Celeste fue abandonada: la tripulación había desaparecido. La nave estaba en buenas condiciones, aunque estaba completamente chorreando de agua. Sólo una de las bombas estaba en operación y en la bodega había hasta un metro de agua. Algunas de las velas estaban rasgadas.

Un trozo de barandilla había sido arrancado para lanzar el bote al agua. Esto, por lo menos, aclaraba la forma en que había desaparecido la tripulación: había abandonado el barco. Pero, ¿por qué? ¿Qué razones pudo tener un marino experimentado como Benjamin Spooner Briggs para abandonar un barco en perfectas condiciones metiendo a su mujer y a su hijita, con los siete miembros de la tripulación, en un bote pequeño y poco estable? Abandonar un barco es una medida desesperada, algo que sólo se hace cuando no hay otra alternativa; sin embargo, como declaró después uno de los tripulantes del Dei Gratia, el Mary Celeste estaba en condiciones de dar la vuelta al mundo. Entonces, ¿por qué fue abandonado?

La carga de 1701 barriles de alcohol estaba intacta, aunque una vez en Génova, se descubrió que nueve barriles estaban vacías. A bordo había incluso reservas de alimentos y agua para seis meses. Los últimos registros de navegación encontrados en el barco informaban que habían llegado a Santa María en las Azores el 25 de noviembre. El bergantín fue conducido al puerto de Gibraltar por los hombres del Dei Gratia y posteriormente incautado por las autoridades británicas.

Ninguno de los hombres que desaparecieron en el Mary Celeste fueron encontrados, nunca nadie supo los que les había sucedió. En 1873 se informó que dos botes salvavidas desembarcaron en las costas de España, uno contenia un curpo y una bandera de Estados Unidos, el otro que contienia cinco cuerpos. Sin embargo, estos cuerpos no lograron ser sido identificados.

Los otros Triángulos de las Bermudas

Tierra del Fuego


Otra trampa para los barcos y marineros esta representada por Tierra del Fuego, un archipiélago frente al extremo sur de Sudamérica. Durante su primer viaje alrededor del mundo comenzado en 1520, el famoso navegante Fernando de Magallanes avisto muchas luces móviles cerca del archipiélago. Algunos pensaron que se trataba de antorchas encendidas sobre balsas a la deriva. La idea inspiro al navegante que llamó a las islas "Tierra del Fuego".

Las crónicas hablan de un terrible suceso que ocurrió muchos siglos más tarde y todavía permanece envueltas en misterio. En octubre de 1913, marineros a bordo de una nave británica avistaron un buque desconocido a la deriva.

Cuando abordaron el barco, los marineros descubrieron que la cubierta estaba totalmente podrida, y con horror, descubrieron 20 esqueletos que supuestamente representaban lo que quedaba de la tripulación original. Los esqueletos fueron hallados sentado en la manera habitual, en la postura de quien participa en un largo - y aburrido - cruce de océano.

Todos los bienes y equipos de la nave estaban intactas y nada fuera de lugar. Los documentos encontrados a bordo revelaron que la nave había dejado el puerto de Nueva Zelanda 23 años atrás, en dirección a Londres, con un cargamento de lana y carne congelada. ¿Qué pasó con la nave y su tripulación? eso sigue siendo un misterio. Sin embargo, encuentros con naves "fantasma" o cementerios flotantes no son tan raros en mar abierto.

Los otros Triángulos de las Bermudas

El Triángulo de Michigan


No sólo el mar mantiene secretos y lugares misteriosos. El lago Michigan, en Estados Unidos, por ejemplo, fue el escenario de numerosos avistamientos de objetos misteriosos y aviones fantasmas, según escribe Dwight Bower, un historiador marino, en su libro "Extrañas Aventuras de los Grandes Lagos". La leyenda del triángulo nació en 1937, cuando el capitán George Donner desapareció misteriosamente de la cabina del barco durante una entrega rutinaria de carbón en Michigan.

Parece que el capitán había indicado que quería ser despertado cuando el barco llegé al puerto. Pero cuando sus hombres fueron a su camarote no pudieron encontrarlo, a pesar que su puerta estaba cerrada con llave desde el interior.

Trece años después, el 23 de junio de 1950, el vuelo 2051 de la Northwest Airlines, un DC-4 en servicio entre Nueva York y Seattle con 55 pasajeros a bordo, desapareció en el suave aire en medio de la noche, cuando paso por el triángulo de Michigan a 1100 metros de altura.

Al principio se pensaba que el avión se había estrellado en el lago, pero los buzos de investigación dieron resultados negativos. Incluso hasta hoy, no se ha encontrado los restos del naufragio.

Solo habita el misterio


Ocurrencias de tales acontecimientos misteriosos han dejado perplejos a los investigadores. Las misteriosas desaparición de barcos, aviones y personas han llevado a la gente a creer en la presencia de poderes sobrenaturales en esas regiones. La ciencia ha fallado al determinar si fue debido al propio error del ser humano o algún otro fenómeno natural, la causa de estos incidentes.

Así que, si por cosas del destino estas pasando por algunos de estos misterioso lugares mientras lees este artículo, no te molestes en pedir a los guardias que hechen un ojo cauteloso por si se presenta algún calamar gigante. Mejor descansa y reflexiona sobre las palabras del poeta Henry Wadsworth Longfellow:

¿Quieres - así respondió el timonel - conocer el secreto del mar?
¡Solo quienes afrontan sus peligros
pueden comprender su misterio!

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios