Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Jesucristo vivió y murió en Japón

1 comentario
Jesucristo vivio y murio en Japón

A través de los años, sin duda ha habido una serie de buenas conspiraciones y otras controversias surgiendo referente a la identidad del Jesús histórico. Con especial agradecimiento a libros como el código de Da Vinci de Dan Brown que se pregunta sobre el hombre, sobre la vida que podría haber llevado, colocandolo en una luz totalmente nueva, este une cosas tales como el "linaje secreto de Jesús" hasta las organizaciones y las sociedades secretas como los Caballeros Templarios y las órdenes masónicas de hoy en día.

La última adición a estas "controversias de Jesús" consiste en un documento que supuestamente fue descubierto, escrito en una escritura cóptica egipcia, en la que Jesús hace una declaración sobre su esposa. El Vaticano ha denunciado el llamado "Evangelio de la esposa de Jesús" como una "burda falsificación", mientras que otros han señalado que el documento de hecho puede señalar aspectos de la vida del salvador Cristiano que no han sido muy bien publicitado durante siglos.

A pesar de si el documento es real o no, existen más extrañas notas y digresiones que se producen en la historia de Jesús en muchas partes del mundo, los cuales sugieren que Jesús no era sólo un hombre casado, sino que él había sido un gran viajero, entre otras cosas.

De acuerdo con una tradición bastante oscura en Japón, un lugar conocido como el pueblo de Shingo es en realidad el lugar de descanso final de Jesús.



Los visitantes de la ciudad pueden descubrir que un sitio denominado Kirisuto no haka -- que literalmente significa "La tumba de Jesús" -- cerca de la casa familiar de un hombre llamado Sajiro Sawaguchi. La familia ha afirmado durante mucho tiempo que Jesús escapo de la muerte en la Cruz por lo que su hermano Isukiri (quien era ocho meses más joven que él.) tomo su lugar en la Cruz. Jesús entonces huyo, atraveso Siberia y finalmente entro en la provincia de Mutsu del norte de Japón. Allí, se asentó y se convirtió en un productor de arroz, y al igual que otras escenas controvertidas en la vida del Salvador propuesto por varios documentos que han surgido en los años, se casó y tuvo una familia. La leyenda de la familiar Sawaguchi incluso afirma que Jesús vivió 106 años, y tras su muerte, su cuerpo quedó expuesto en la cima de una colina durante cuatro años antes de que sus restos fueran recogidos y enterrados en la tumba que lleva hoy su nombre.

Jesucristo vivio y murio en Japón

No es exactamente el Evangelio, pero es una lectura apasionante.

Traducción:

Cuando Jesucristo tenía 21 años de edad, llegó a Japón y ejerció el conocimiento de la divinidad durante 12 años. regresó a Judea a los 33, y se comprometio en su misión. Sin embargo, en ese momento, la gente de Judea no aceptaría la predicación de Cristo. En su lugar, lo detuvieron y trataron de crucificarlo en una cruz. Su hermano menor, Isukiri casualmente tomó el lugar de Cristo poniendo fin a su vida en la cruz

Cristo, quien escapó de la crucifixión, fue a través de los vaivenes de su viaje, y de nuevo vino a Japón. Se instaló aquí, en lo que ahora se llama el pueblo Herai, y murió a la edad de 106.

Sobre esta tierra santa, se dedicó un montículo funerario en el lado derecho para deificar a Cristo, y el de la izquierda para deificar Isukiri.

La descripción anterior fue dado en un testamento por Jesucristo

Esta no es la única tradición que sostiene que Jesús escapo de la muerte en la Cruz, o que quizás por lo menos hacía sus rondas en visitas a otras partes del mundo después de la resurrección que se produce en el sistemas de creencia cristiana. La tradición Mormón también sostiene que la visita de Jesús se produjo en el continente americano después de la crucifixión, donde los invitó a examinar las pruebas de su resurrección muy similarmente a lo que había hecho antes sus apóstoles:

"... Levantaos y venid a mí, para que metáis vuestras manos en mi costado, y para que también palpéis las marcas de los clavos en mis manos y en mis pies, a fin de que sepáis que soy el Dios de Israel, y el Dios de toda la tierra, y que he sido muerto por los pecados del mundo. ... Y de cierto os digo que vosotros sois aquellos de quienes dije: Tengo otras ovejas que no son de este redil; aquéllas también debo yo traer, y oirán mi voz; y habrá un rebaño y un pastor. ..." (3 Nefi 11:14, 15:21).

Los Mormones también han intentado justificar tales afirmaciones mediante términos que se encuentran en el libro de los Hechos que afirma que Jesús llevaría la prueba de su resurrección, "hasta la última parte de la Tierra", así como la redacción del Evangelio de Juan que Jesús iba a visitar "otras ovejas".

Si bien estas referencias corresponden a las visitas de Jesús después de la crucifixión, otras tradiciones mantienen que en su juventud, Jesús pudo haber visitado también partes de Inglaterra. Citando obras tales como Las Tradiciones de Glastonbury por E. Raymond Capt y ¿Nuestro Señor visito Bretaña? por C.C. Dobson, la historia surge de la siguiente manera: José de Arimatea, tío de Jesús, había viajado a Glastonbury, Inglaterra, con el joven Mesías en el remolque. La razón de esto, según esta tradición, ha sido porque el tío de José se había convertido en el guardián legal, por así decirlo, de Jesús tras la muerte de su padre, y como era un rico comerciante, trajo al niño con él en sus diferentes negocios. Así se dice que en la Iglesia de Priddy cerca de Somerset, Reino Unido, un viejo dicho aún se puede escuchar que señala, de manera más bien anecdótica, que uno puede estar seguro de un determinado asunto diciendo, "Tan seguro como que el Señor estaba en Priddy." Lo mismo, hay un villancico que deriva de la región que se repite en la siguiente línea: "José era un comerciante de
hojalata, un comerciante de hojalata, un comerciante de hojalata," y habla de su llegada desde el mar en un barco.

Asimismo, otras tradiciones dicen que Jesús viajo a la India, así como a América del Sur. Y si bien es poco probable que Jesús haya llegado tan al sur como la Antártida, uno puede sorprenderse al encontrar que muchos practican allí la religión. Aunque no podemos estar seguros de si Jesús tuvo o no esposa, una sola cosa de estas tradiciones podría dejar algo en claro, si es que se lo puede tomar literalmente, y es que el Mesías era un gran viajero.

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios