Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

1 comentario
Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

Muchos de nosotros nos preguntamos, cómo, cuándo y por qué podría comenzar un conflicto armado en Medio Oriente. La verdad es que me resulta increíble escucharme hablar así. ¿De dónde nos viene esta idea? ¿Por qué damos por hecho que la guerra es inevitable? La respuesta parece sencilla. Basta mirar los principales medios de comunicación del mundo para saberlo: Todos ellos hablan de lo mismo.

No es mentira ni tampoco novedad que el principal instigador de esta locura sea Estados Unidos junto a sus aliados, quienes día tras día provocan a Irán con toda suerte de calumnias y mentiras con el solo fin de precipitar una guerra. Pero los conspiradores, aun teniendo todo el poder militar, económico y comunicacional saben muy bien que no pueden atacar de la noche a la mañana. Necesitan de una excusa que avale la intervención ante los ojos del mundo y que por supuesto mantenga limpio su “buen nombre”. Si todavía no atacan se puede deber a varias razones: que estén a la espera de buenas condiciones climáticas; la fuerte oposición de la opinión pública mundial a esta o a cualquier intervención estadounidense o bien, que estén esperando o preparando la trama adecuada, una causa, circunstancia o evento de algún tipo que ocurra en el momento perfecto y que gatille la ofensiva. ¿Es acaso Irán o cualquiera de los países del Medio Oriente como por ejemplo Egipto, Libia o Siria, los cuales han sido recientemente intervenidos por una “fuerza extraña”, una gran amenaza para el mundo? ¡La verdad es que no! Tampoco significa que estos países sean unas “blancas palomas”. Lo cierto es que en estos momentos una gran y poderosa flota de guerra se encuentra navegando en círculos en el Estrecho de Ormuz y no están allí precisamente de vacaciones; solo esperan. Imaginen que un vecino suyo de la noche a la mañana posicionara todas sus armas fuera de su casa y que por toda explicación a tu lógica y razonable protesta te contestara que solo está allí por tu seguridad y por la de todos. ¿Qué le dirías?

Estamos más que enterados sobre el caos económico que vive gran parte del planeta en estos momentos y también sabemos que no se recuperará, y que el sistema está a punto de colapsar para siempre. También sabemos de la creciente supresión de derechos y libertades que actualmente imponen los países del primer mundo a las personas. El ataque a la humanidad comienza en los aeropuertos, seguido por las injustas leyes antiinmigrantes de Estados Unidos y países de Europa. En materia religiosa se palpa cada vez más fuerte la intolerancia; los cristianos son atacados actualmente en muchos países del mundo; el constante bombardeo negativo que Occidente y sobre todo Israel hacen de la cultura y religión musulmana; los casos de pedofilia, liviandad y conformismo de la iglesia Católica son más que notorios;  la misma iglesia que ha hecho un llamado a crear el nuevo orden mundial tanto económico como ecuménico; la misma iglesia que elevó en voz de su principal figura, el Papa Benedicto XVI, una plegaria a Dios para que tuviera misericordia de la humanidad y que los supuestos eventos catastróficos que nos depara el año 2012 no sean tan violentos con la gente. Entre todo este revoltijo, la gran pregunta al final es: ¿Cuál será el detonante del conflicto…? porque no tengo duda alguna que Estados Unidos y sus aliados comenzarán la agresión. Tal vez podremos encontrar las respuestas en una persona que visualizó este conflicto hace mucho tiempo atrás y lo plasmó en un libro. Me refiero a Benjamín Solari Parravicini. Según sus psicografías, la respuesta podría ocultarse en los preparativos de los próximos Juegos Olímpicos a realizarse en Londres, Reino Unido dentro de 73 días. 

Viene el demócrata humilde, que nunca lo fue


La alerta comenzó cuando Danny Boyle, afamado actor y cineasta, ganador del premio Oscar, fue elegido como maestro de ceremonias de la apertura de los Juegos Olímpicos. Entre muchas cosas, Boyle introduce un elemento muy peculiar: ¡una campana! Esta ocupará un rincón del estadio y repicará estruendo con la finalidad de que todo el mundo pueda oírla y así saber que la nueva versión de las olimpiadas ha comenzado. La campana que pesara nada menos que 27 toneladas es la más grande y pesada del mundo. En su superficie se gravó una extraña inscripción perteneciente al escritor William Shakespeare y dice así: “No temas, la isla está llena de ruidos”. Al Analizar una de las psicografías de Parravicini podremos ver y constatar el enigmático dibujo de un deportista [?] que empuña la llama olímpica [?] junto a una sentencia que puede ser profética y que además se refiere al despertar agresivo de importantes naciones; la hipocresía de los políticos y el acontecimiento de algún tipo de evento que será nada menos que catastrófico. A continuación el texto y dibujo escritos por la mano del llamado “Nostradamus de Latinoamérica:

“Fuego, hambre, pestes, muertes, repite la campana justiciera que se acerca al mundo, más aun el mundo no escucha, ni ve.
Viene la tiniebla del dragón que pareció dormido. Viene el terror del oso que fingió amor y hermandad.
Viene el demócrata humilde, que no lo fue nunca y viene con él la pobreza, él sin albergue, y con ellos todas las explosiones de la disgregación.
Viene la oscuridad y luego, la luz del Sud. ¡Y la Cruz!”.


Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

¿Cómo podríamos interpretar esta psicografía? ¿Es cierto que aun teniendo ojos y oídos, no vemos ni escuchamos? Una posible interpretación podría ser la siguiente: Tenemos ante nosotros la figura de una persona que sostiene en su mano izquierda una llama olímpica, una especie de antorcha, la cual representa muchísimas cosas para los ocultistas e iniciados, pero que para el vulgo es el símbolo de la unión de los pueblos aunque sea al menos por un corto período de tiempo. No obstante en su mano derecha empuña una guadaña en clara personificación a la muerte, y en su centro, en su interior, se esconde en realidad un espíritu inmundo que es representado por la figura de una serpiente. Sobre su cabeza aparece la campana justiciera, que según Parravicini coincide no solo con la frase de Shakespeare impresa en la superficie de la campana olímpica, sino también con el deseo de Inglaterra -según Boyle- de que su sonido sea escuchado por todo el mundo. Es notoria la letra “J” y lo que parece una pequeña cruz “+”encerrada en un círculo, elementos que podrían apuntar al inminente retorno de Jesús a la tierra, visto desde la perspectiva cristiana. En este punto Parravicini nos advierte –tal vez con mucha razón- que aun teniendo ojos y oídos, ni vemos ni escuchamos lo que está justo enfrente de nosotros. Siguiendo con el texto a los pies del dibujo; resulta enigmática para algunos, aunque una advertencia real para otros, la mención del dragón y el oso, animales que aluden directamente a los gobiernos de China y Rusia. Pero al final nos habla del político humilde, de aquel que parece sereno y justo, pero que en realidad no quiere más que el poder y la destrucción. No es casualidad que Obama fuera el ganador del premio Nobel de la Paz, ni tampoco es algo nuevo que no cumpliera ninguna de sus promesas de campaña como por ejemplo ir en ayuda de la clase media estadounidense o retirar definitivamente las tropas de Irak. Por el contrario, continuó con la intervención en Afganistán, dio la orden para cargar en contra de Libia y ahora está diciendo que hará todo lo que esté en sus manos para frenar a Irán. ¿Podría la advertencia de Parravicini referirse al actual presidente de Estados Unidos, Barack Obama?  Estoy seguro que ustedes ya saben de quién se trata.

No debemos pasar por alto otros aspectos que condimentan aún más este "enrarecido menú”. Me refiero a las extrañas mascotas que los británicos presentaron para animar la nueva versión olímpica. ¿Qué son y qué representan en realidad? Algunos sugieren que son un par de extraterrestres; podría ser. Otros piensan que son muñecos futuristas abstractos, pero ¿De dónde o de qué proviene tal abstracción? Los creadores dicen que las figuras son dos gotas de acero sobrantes de la construcción de los recintos olímpicos. Sus nombres son Wenlock y Mandeville, y no tienen otra función que acercar e incentivar a los niños a las prácticas deportivas. ¿Alguna vez habían escuchado algo más extraño, ridículo, inconexo y absurdo? ¿Y ustedes, que observan estas “mascotas”, ¿Les entra mayor deseo de practicar deporte? Como persona entendida en diseño gráfico e imágenes corporativas, no puedo dejar de analizar brevemente el logo de los juegos. Son extremadamente abstractos y simbólicos; tienen un carácter lacónico, abúlico, tal vez demasiado pragmático, como lo es de hecho la idiosincrasia británica; las letras se asemejan dramáticamente a los caracteres rúnicos típicos de las lenguas germánicas antiguas, y al observarlos en un afiche me parece que se tratara más bien de una convocación a un concierto de rock o a una liturgia de una iglesia protestante. Noten también la pirámide y el ojo en la cabeza de Wenlock. Y un dato curioso y tal vez paranoico: si jugamos mentalmente con el logo de las olimpiadas y cambiamos de posición su tipografía, podremos leer la palabra “Zion” o “Sión” que es el nombre que los judíos le otorgan a Jerusalén… la nueva, la cual habría de convertirse en el centro mundial religioso, administrativo y político del mundo, según ellos. Es cierto que mirar por mucho tiempo el logotipo causa un extraño y súbito mareo acompañado de un dolor de cabeza. Esto se debe a que los contrastes de colores hacen vibrar el contorno de la figura superpuesta en el fondo blanco. Las teorías sicológicas de la Gestalt son “exprimidas” al máximo en estos inverosímiles y absurdos diseños. Sean ustedes por supuesto los jueces.

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

Las extrañas mascotas y logo de la 33º versión de los Juegos Olímpicos a realizarse en Londres no significarían nada si no supiéramos que están relacionadas con los deportes ni con la ciudad, ¿no es así? Este diseño causó la indignación de Irán por mensaje alusivo a “Zión”. También se especula que es poseen mensajes ocultos solo interpretables para iniciados de sociedades secretas, racistas, que observarlos provoca epilepsia, inclusive que tiene una trasfondo nazi. Estoy de acuerdo que mirarlos perturba los sentidos. ¿Qué piensan ustedes? Clic en imágenes para agrandar.

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial
Así es cómo luce la iluminación del estadio olímpico en Londres. La pirámide iluminada observará a los principales mandatarios del mundo guiñándoles con su ojo subliminal, complacida por la manera en que sus títeres vienen manejando el mundo hasta el momento.

¿Contra quién se protege la ciudad de Londres?


Volviendo a Londres y a los Juegos Olímpicos, resulta curioso, extraño o tal vez insólito, la elevada inversión en seguridad que tendrán el encuentro deportivo. Impresiona la noticia reciente que dice que el ejército británico instalará misiles tierra-aire en todo el perímetro que rodea a las instalaciones deportivas. ¿Es en realidad factible que terroristas puedan atacar con aviones la ceremonia de inauguración o la de clausura de los Juegos Olímpicos?  Nadie dice que no debe haber seguridad para las personas, atletas e instalaciones, pero en verdad, ¿Para qué tipo de eventualidad se preparan? Tal vez nada malo suceda; eso es lo que todos esperamos, y sin embargo, ¿Por qué se prohibirá a las personas tomar fotografías y/o realizar videos al interior del estadio y ni mucho menos subirlas a la red? En caso de ocurrir un evento negativo, las instantáneas y videos serían definitivos como medios de prueba, ¿no es así? ¿Es posible que estén planeando algún tipo de atentado terrorista, de falsa bandera por supuesto, que les dé la excusa que necesitan para comenzar un ataque contra las naciones del mundo? Tal vez atenten contra la vida de Obama y de otros mandatarios que se reúnan el día de la inauguración en la capital londinense. Y si es así, el chivo expiatorio no solo podría ser una célula terrorista, podrían poner en marcha cualquiera de los planes de los que ya he hablado en artículos pasados. Ni siquiera podría pensar en qué tipo de repercusiones tendría para la humanidad, para la gente sencilla tamaño despropósito. Pero si es así, solo echemos un breve vistazo a la situación mundial en estos momentos. Parece un tablero de ajedrez en el cual las piezas han sido movidas de forma estratégica y están listas para atacarse entre sí. No olvidemos nuevamente a los informativos del miedo: “Las principales superpotencias y países involucrados se preparan para la guerra”; “Los rusos despliegan su flota, apoyan a Siria e Irán y no tolerarán el escudo antimisiles estadounidense cercano a sus fronteras”; “China está lista para atacar”; “India y Pakistán llevan a cabo con éxito contundentes pruebas de misiles balísticos capaces de contener cabezas nucleares”; “Las coreas del norte y del sur también aportan lo suyo: una pone en marcha la puesta de satélites en el espacio y realiza pruebas de misiles con capacidad nuclear, mientras que la otra se prepara para defenderse o agredir a sus vecinos norteños llevando a cabo ejercicios de guerra en conjunto con la marina estadounidense en clara señal de provocación”. La suerte parece echada… pero aún podemos hacer algo.

Una III guerra mundial: excusa perfecta para un nuevo orden mundial

Deja de despertar… ¡Actúa ya!


Es verdad que estamos cansados de guerras, de la estafa, hurtos, robos masivos y saqueos de los banqueros, ejecutivos y del sistema económico imperante en el mundo. ¿Qué hacer?, nos preguntamos una y otra vez. Los principales gobiernos del mundo saben que tuvieron, tienen y tendrán las manos con sangre por incontables intervenciones, muertes y miseria que han traído a nuestra indefensa humanidad, y una gran cantidad de personas del planeta también lo sabe. Es verdad el deliberado y progresivo debilitamiento del ser humano a través de los alimentos, los medicamentos, el agua, el aire y aun el control sicológico y sociológico través de los medios masivos gracias a la televisión. Observen fríamente este panorama. Ante todo esto, ¿Somos una tropa de flojos, cómodos e indolentes?; ¿Somos una humanidad dormida y manejable? Sabemos que tenemos que hacer algo. Ustedes mismos lo han expresado en miles de comentarios y foros de Internet, pero al parecer aún estamos con cansancio y miedo de crear la diferencia. Aunque los movimientos 'Ocupa Wall Street' y los 'indignados' de España, junto a las protestas mundiales en contra de la mala educación, las nulas políticas de estado que no velan por la ciudadanía, son un gran inicio y un despertar del ser humano espiritual en contra del poder de unos pocos, es cierto, pero no tienen el efecto suficiente como para crear un cambio que mueva las voluntades, y atención: no he dicho “un cambio que mueva a las masas”, sino que realmente toque a las personas en su conciencia y espíritu para que digan de una vez, “¡Ya basta!”. ¿Qué nos hace falta para poner en práctica el banco de tiempo dentro del cual podríamos intercambiar cosas, servicios, comestibles y todo lo que queramos, sin hacer uso de un solo peso, rublo, libra o dólar? ¿Cuánto más nos falta para comprender que el cuerpo humano tiene la capacidad en gran parte de auto recuperarse por sí mismo, sin la necesidad de medicarnos con más y más pócimas y soluciones que no provocan otra cosa que un efecto placebo y adicción en nuestro organismo? ¿No nos damos cuenta que la energía libre, gratuita y limpia existe, que es una realidad, pero que ha sido censurada por el gobierno invisible mundial? ¿Dejaremos las malas prácticas y costumbres como la comida chatarra, los programas basura de la televisión y la holgazanería diaria, entre muchas otras, en pro de nuestra propia salud física y mental? Tal vez sería importante que comencemos a reconocernos como flojos y perezosos. Ahora bien. Si hemos logrado despertar, o estamos a punto de pasar esta primera etapa, es necesario que además dejemos de “tener miedo”. Saben a lo que me refiero y lo expreso más arriba. A continuación un par de videos distractores que generan miedo e incertidumbre, lo que impide en mayor o menor grado -pero impide igual- que tomes decisiones importantes en tu vida.

Aquí tenemos dos formas de manipulación de la gente simple, aquella a que le preocupa el tema pero que nunca recibe la verdadera información. La primera es una supuesta llamada incógnita de un operario del Área 51 en la que advierte que algo sucederá y que los gobiernos no están haciendo nada para salvar a la humanidad. Paralelamente, la princesa de Japón nos habla del despertar de su tercer ojo y de los 3 días de oscuridad que ocurrirán a final del año 2012.



Por Dios, si ni siquiera hemos sido capaces de crear una sociedad justa y ya está hablando de un despertar espiritual. Primero solucionemos los “problemas reales”, luego todo lo demás se nos dará por añadidura. Seamos los jueces de nuestros propios actos y vamos en ayuda de nosotros mismos, antes de ir en ayuda de los demás.

¡No pierdan la fe ni la confianza! Los únicos que pueden ayudar a la humanidad somos nosotros mismos: la gente común y corriente, no los gobiernos ni los políticos. Tampoco pierdan el tiempo en marchas, protestas pacíficas o en ocupar lugares públicos. Esta es mi receta personal de cómo deberíamos protestar en contra del sistema mundial, la que puedes tomar en cuenta o no. Primero: ¡No ver más televisión!, y por el contrario, informarse por Internet de las noticias mundiales a través blogs y cadenas independientes, incluidas aquellas que maneja el oscuro poder mundial. Segundo: ¡Basta de comida chatarra! No más bebidas de fantasía, ni dulces, ni nada con aditivos químicos ni alimentos transgénicos. Por el contrario, ¡Aprende a cocinar! Ve a las ferias libres y consume verduras y hortalizas. Cultiva un huerto en el patio de tu casa. En resumen: deja de auto envenenarte. Tercero: ¡Deja de trabajar para los bancos! Las deudas, esas que llevas años pagando -créeme- ya fueron canceladas; ¡No pagues más deudas! No alimentes el estilo de vida de unos pocos que ni siquiera saben si existimos. No podrán arrestar a todo el mundo si todos lo hacemos de una vez. Sin embargo es mejor eso que suicidarse por no poder pagar deudas. Es cierto; muchas personas en la actualidad están con la espada en el cuello… no saben si dejar el poco dinero que ganaron durante el mes para pagar su casa o para comprar alimentos… en nombre de Dios, ¿Cómo es esto posible? Ustedes no son el problema. Ellos les han creado un problema. Cuarto: Tomen todos sus medicamentos y arrójenlos al fuego. Vuelvan a lo natural. Con una buena dieta en base al punto 2 de más arriba, el organismo se recuperará, y cuando vengan los resfríos o problemas más serios, consulten con naturistas, acudan a la homeopatía, a todos aquellos secretos de naturaleza que nuestros abuelos nos legaron y que recibieron de incontables generaciones antes que la nuestra. Quinto: ¡Enseña gratuitamente lo que sabes! Organízate en tu barrio o junta vecinal, crea grupos de estudio, sobre todo enséñale a los más jóvenes que hay cosas mucho mejores, bellas, educativas, estimulantes y esperanzadoras que la música Reguetón, los manipuladores Reality Shows o la forma incorrecta de hablar nuestra lengua nativa. Deja de pensar en cómo hacer más dinero. Infórmate. Te darás cuenta que el dinero que actualmente existe, algo así como el 95%, no vale nada; no existe. Así que ya no pierdas el tiempo en pensar que algún día tendrás dinero. Sexto: ¡Basta de religiones o seudo religiones!, o de cualquiera que les diga que la salvación está aquí o allí, ¡Incluido este mismo artículo! Busquen por ustedes mismos las respuestas. La verdad de Dios es una búsqueda personal e intransferible. Cada uno al final encuentra una parte de la verdad. Yo tengo mi propia creencia, la cual es cristiana, pero no les diré que es la verdadera, ni cuál debería ser la correcta porque yo también soy ser humano y por ende puedo equivocarme. Solamente pongan en funcionamiento tres principios básicos: Amar a Dios por sobre todas las cosas; amar a tu prójimo como se aman a ustedes mismos; y hacerle a los demás lo mismo que quieran que hicieran con ustedes… ¡solo imaginen al ser humano actuando así!, lo demás llegaría por añadidura.
Amigos, no esperemos a que nos traigan más padecimientos ni catástrofes. La gente que tiene el poder, el gobierno invisible de banqueros con sus ejércitos y políticos, saben todo esto y tratan de mantenernos en este sistema de cosas todo el tiempo que sea posible… aunque ya saben que su tiempo se les acaba.

[actualidad - rt]

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios