Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Canibalismo: Gatos y perros muertos son utilizados para hacer comida para mascotas

3 comentarios

Vemos imágenes de grandes granos, buenos cortes de carne y verduras de calidad en la bolsa, y asumimos que existen algunos chef en una cocina especial preparando lo mejor para nuestros seres queridos. Pero desgraciadamente, esto está lejos de la verdad. La mayor parte del material utilizado para preparar los alimentos para perros y gatos proviene de plantas de procesamiento que  literalmente utiliza a estos animales para fabricarlos.

El procesar, tal como se define en el diccionario Webster, es "El proceso como para uso industrial: derretir cadáveres de animales y extraer aceite de la grasa, grasa corporal, etc., por derretimiento". Cuando los pollos, corderos, vacas, cerdos y otros animales son sacrificados para la alimentación, por lo general sólo la masa muscular es cortada para el consumo humano. Esto deja alrededor del 50 por ciento del cadáver. Estos restos son lo que se convierten en lo que encontramos tan comúnmente en las etiquetas de alimentos para mascotas, tales como "carne y harina de huesos" o los "subproductos".

Así que, básicamente, lo que comen los animales son pulmones, ligamentos, huesos, sangre y tripas. Algunas otras cosas que entran en la fusión para la comida de su perro y gato son:

* Animales sacrificados

* Carne podrida del supermercado y la envoltura de espuma de poliestireno

* Animales atropellados en las carreteras que no pueden ser enterrados

* Ganado: muerto,  moribundos, enfermos y discapacitados

* Grasa rancia de restaurante

Cuando se recogen los animales muertos que se alimentan de pastizales como las vacas, ellos no son reciclados hasta una semana después de muertos. Debido a esto, se estima que la bacteria E.Coli contamina más del 50 por ciento de las comidas a base de carne.

El proceso de reciclaje destruye las bacterias, pero no elimina la liberación de endotoxinas bacterianas.

Estas endotoxinas, pueden causar enfermedad y afección, no son probados por los fabricantes de alimentos para mascotas. Cuando toda esta carne en mal estado llega a la planta de procesamiento, son puestos en una cubeta enorme y desmenuzados. Luego se cuece a 220 a 270 grados durante 20 a 60 minutos. Después que se enfría, la grasa se retira de la parte superior.

Se trata de "grasas de animales". El resto es prensado y secado. Se trata de "carne y huesos". Los perros no comerían estas cosas en estado natural, así que ¿por qué lo comen de su plato? Lo que pasa es que sus narices son engañadas por el olor de la misma. El olor de las grasas de animales para los perros y el aceite de pescado para los gatos se rocía en los pedazos de croquetas para hacerlos apetitoso.

Estos sabores normalmente provienen del aceite reciclado de los restaurantes, grasa animal o otros aceites no aptos para el consumo humano. Enormes conglomerados utilizan las empresas de alimentos para mascotas como una forma barata y aún rentable, de eliminar los residuos de sus empresas de alimentos para humanos. Tres de las cinco empresas principales de alimentos para mascotas son propietarias de estas grandes corporaciones.

Nestlé: Pro Plan, Dog Chow, Friskies, Gati, Purina One

Heinz: 9 vidas, Amore, Gravy Train, Kibbles-n-Bits, Nature’s Recipe

Colgate-Palmolive: Hill Science Diet

Proctor & Gamble: Eukanuba y Iams

Mars: Kal Kan, Mealtime, Pedigree, Sheba, Waltham’s

Los productos químicos en los alimentos de las mascotas


Ya que los ingredientes en los alimentos para mascotas no son exactamente puros como a los consumidores se les hace creer, esta no sólo es una comida malsana, también pueden ser venenosa. Cuando los "alimentos" salen de la planta de procesamiento, no hay forma que sea comprado por un consumidor o comido por un perro. Para que sea más agradable a los ojos de los propietarios y las bocas de los animales, los productores de alimentos para mascotas añaden un sinfín de productos químicos. Para mantener la comida fresca, la primera cosa añadida es un conservante. Las bolsas de alimentos deben permanecer frescas durante la travesía del envío hasta la estantería. Hay varios conservantes sintéticos utilizados como:

* Butilhidroxianisol (BHA)
* El hidroxitolueno (BHT)
* Propilenglicol (también usado como anticongelante automotriz)
* Ethoxyquin

Se sabe sobre el efecto que estos productos químicos puedan tener sobre un animal. Algunos expertos y veterinarios afirman que el ethoxyquin es la mejor y el más seguro conservante en el mercado, otros afirman que es un cancerígeno potencial, que causa problemas en la piel e infertilidad en el perros. Algunas otras cosas que pueden añadir al alimento de su perro o gato son:

* Agentes colorantes
* Agentes de secado
* Agentes saborizantes
* Lubricantes
* Edulcorantes Nutritivos
* Texturizantes

¿Hay perros y gatos en los alimentos para mascotas?


El reportero John Eckhouse fue una de las primeras personas en descubrir la práctica de enviar animales eutanasiados a las plantas de procesamiento. Citó a un empleado de una importante compañia de procesamiento diciendo, "miles y miles de kilos de perros y gatos son recogidos y traídos aquí cada día. Cuando un veterinario le dice al propietario del difunto que va a "cuidar" de su ser querido muerto, generalmente significa que será enviado a la compañía para ser procesado. Esto es perfectamente legal. Muchos veterinarios y especialmente los centros de acogida no tienen el dinero para enterrar o cremar los animales. Aunque muchos en la industria de alimentos para mascotas niegan que utilizan animales eutanasiados, pruebas de que la práctica continúa siguen saliendo a la luz.

Por cierto: ¿Sabes lo que contiene la 'harina de carne" - el principal componente de la comida de los perros y gatos? Orina, materia fecal, pelos, pus, carnes (de animales enfermos) con cáncer y tuberculosis, etc.. "

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios