Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

Cráneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

No hay comentarios

Cráneos gigantes, cráneos increíblemente pequeños, cráneos que tienen cuernos y cráneos prehistóricos perforados por agujeros de bala — ¿Son reales, falsos o fácilmente explicados?

Los cráneos ET

Increíbles cráneos fueron hallados por los sorprendidos arqueólogos y antropólogos durante cientos de años y se siguen acumulando. En muchos casos un cráneo puede ser identificado como un animal mutante, un cráneo dañado de mono o el cráneo de un humano deforme.

Sin embargo, algunos cráneos desafían tales fáciles explicaciones. Esos son los vergonzoso cráneos  escondidos en armarios cerrados con llave en el interior de los sótanos húmedos de los museos.


Esos son los cráneos que los expertos y conservadores de antigüedades se burlan — los cráneos que claman desesperadamente desde hace mucho tiempo por el reconocimiento.

Si ellos pudieran hablar: Si las lenguas de sus propietarios no se hubieran desintegrado en un fino polvo, ya hace mucho tiempo — los cráneos podrían contar interesantes relatos del universo primitivo, hablarían maravillas y cambiarían para siempre el mosaico de la ciencia, revelarían secretos que darían a los seres humanos una nueva perspectiva sobre la naturaleza — o quizás, incluso alterar el destino de la raza humana.

Pero los extraños cráneos están en silencio, su hueso es frágil y sin vida. Sus historias sólo pueden deducirse por extrapolación de su apariencia original y mirarlos con atención a través de microscopios.

El cráneo del 'Niño de las Estrellas'


A finales del siglo XX, Lloyd Pye se topó con un asombroso cráneo muy diferente de cualquiera que haya visto. El cráneo único parecía tener facciones humanas y extraterrestres.

Pye inició una intensa investigación sobre la historia, orígenes, composición biológica y significado del cráneo en relación a su impacto en la historia de la humanidad y lo que puede decir sobre el futuro de la humanidad.

Con unos 2.200 años de antigüedad, el cráneo es parte de los restos de un niño que murió a la edad de cinco años. Fue descubierto en un túnel que forma parte de una vieja mina ubicada a casi 100 kilómetros al sureste del estado mexicano de Chichuahau.

Un intenso estudio forense ha comprobado que, a diferencia del cráneo de un niño humano, los canales de los nervios ópticos se encuentran cerca de la parte inferior de la cavidad del ojo y la capacidad craneal mantenía un cerebro significativamente grande.

Otras curiosidades son evidentes, incluyendo un tapiz de fibras finas que parece ser parte de la carcasa del hueso y un residuo extraño que nunca había visto ningún experto médico.

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida


Desde 1999, equipos especializados de científicos y médicos de tres países han colaborado en un esfuerzo internacional para determinar si el cráneo tiene orígenes extraterrestre. Bajo la bandera del proyecto Starchild, Pye actúa como el Director del proyecto.

Como puedes imaginar, la investigación ha tenido sus altibajos, avances y retrocesos. El proyecto es controversial y ha atraído a legiones de desacreditadores y detractores.

Pese a los detractores y burlones, el equipo tercamente ha seguido adelante empleando la investigación científica y objetiva con el fin de probar o refutar la hipótesis del origen extraterrestre.

Doce años después del serio inicio de la investigación y a pesar de una crónica falta de fondos — en el 2011 las pruebas genéticas del ADN del cráneo confirmaron que el cráneo es de hecho una mezcla de genes humanos y extraterrestre.

Ahora el equipo se ha enfocado en realizar un completo estudio del genoma. Esta etapa final completamente confirmaría la existencia de la biología extraterrestre mezclado con el ADN humano o cerraría el libro sobre la posibilidad.

El sorprendente cráneo de Connolly


"Este cráneo es en todos los aspectos similares a los cráneos modernos, con sólo varios factores fuera de proporción. El tamaño de las cuencas oculares son alrededor del 15 por ciento mayor que la normal. La cavidad craneal es casi el doble que un humano normal -- la capacidad craneal estimada oscila entre un mínimo de 2600 cm3 a 3200 cm3.

"Lo que es notable acerca de los restos de la parte facial es que las características son totalmente dentro del rango de un cráneo humano normal.

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

"La cavidad craneal, por otro lado, es extremadamente grande, con la cavidad excediendo los 3000cm. También, los dos 'lóbulos' sobresaliendo son altamente anómalos". [Véase "skulls Aliens" por Robert Connolly]

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

El cráneo del 'vampiro' extraterrestre

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

La historia detrás de este cráneo es fascinante. Nadie sabe de donde originalmente provino el cráneo.

De acuerdo al sitio Web de Aquiziam"... en un día durante la década de 1950 una pareja recién casada... se trasladó a Andover, Massachusetts.

"...Un año más o menos después de mudarse la Sra. Morris encontró una pesada caja de madera que había sido cerrada con clavos. Esa noche su marido abrió la caja con un martillo y juntos descubrieron un grande y perturbador cráneo. Tenía cavidades oculares inusualmente grande y varias piezas de hueso del cráneo estaban rotos. Existían extrañas cavidades en la parte delantera izquierda del cráneo, pero la más interesante parte del descubrimiento fueron sus dientes caninos que extrañamente eran alargados. En general el cráneo era más grande que el de un humano promedio y había una distintiva protuberancia en la frente.

"El Sr. Morris pegó los fragmentos del cráneo y aparentemente lo mantuvo en su estudio donde lo mostraría a los visitantes y amigos curiosos. Después de algunos meses la Sra. Morris estuvo angustiada por su presencia y insistió en que debería ser enterrado de nuevo ya que ella misma se había convencido de que era demoníaca o al menos el cráneo de un hombre poderoso hechicero indio. En cambio, el supuestamente tomó el cráneo y lo llevo a un cercano museo de arqueología, que se especializó en historia nativa americana."

Si el cráneo es auténtico, es poco probable que se trate de una prueba de una raza de vampiros como algunos afirman. Eso es más bien una extraña mutación genética o... una pieza más de la evidencia de que los extraterrestres una vez invadieron la Tierra.

Los cráneos de los "extraterrestres demoníacos"

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

A lo largo de la historia las personas han estado desenterrando "cráneos de demonios". Algunos historiadores teológicos incluso han postulado la teoría de que la creencia en el diablo con cuernos y demonios es, en parte, debido a los cráneos como este que se han encontrado.

Los cráneos con cuernos son muy antiguos y definitivamente no humanos, no coinciden con ni con ningún animal conocido en la Tierra.

Por lo tanto, es posible que los auténticos cráneos no sean de demonios, sino simplemente de otro animal de la casa de los extraterrestres que una vez habitaron el planeta ... gigantes entre el hombre primitivo.


¿Quién le disparo al URO?

Craneos de extraterrestres demuestran que la Tierra fue invadida

Por último, esta pequeña vergüenza esta silenciosamente escondido en un Museo de Moscú: un cráneo de URO de 8.000 años de antigüedad con un inoportuno orificio de bala de gran calibre en su frente.

¿Quien disparo esa bala hace ocho milenios?


¿Tal vez no fue una bala? Pero expertos forenses afirman que, lo que disparó al Uro fue un proyectil de alta velocidad y el agujero no han sido hecho por una piedra, una lanza o incluso una flecha con exceso de velocidad. Por supuesto, arcos y flechas no habían sido inventadas hace 8.000 años de todos modos. Algo con una tecnología que no existía hace casi 8.000 años o más puso un agujero en el cráneo y lo mató.

Los Uros son los ancestros de los bisontes de hoy en día. Vivieron durante el Neolítico hace unos 10.700 a.c. 4.500 a. c..

El espécimen de Moscú es de aproximadamente 6.000 a.c. teniendo por tanto unos 8.000 años de antigüedad.

Cuando la criatura murió, los seres humanos sólo poseían hachas de piedra. Pero las investigaciones sobre la herida revelaron que el daño al cráneo fue el mismo daño craneal que el animal habría sufrido si una bala de fusil de alta potencia, o de un gran calibre lo hubiera golpeado. Una velocidad más lenta hubiera provocado daños más extensos en la masa del hueso. Incluso si el animal recibe un fabuloso golpe de una piezas de piedra cincelada bruscamente el cráneo se habría destrozado.

El consenso de los expertos forenses: la antigua bestia fue derribada por una bala. ¿Una bala disparada por un arma de un invasor extraterrestre?

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios