Entradas Recientes

Siguenos por Email

Recientes

Misterio

"Super soldados": La búsqueda final de la máquina de matar humanos

No hay comentarios

El concepto de transhumanismo y el "humano mejorado" está siendo promovido activamente en películas, videos musicales y videojuegos. Aquí un artículo de the Independent que describe las "mejoras" que se están planeando para que los soldados sean mejores asesinos de personas, incluyendo exoesqueleto, borrado de la memoria con drogas y exponer el cerebro a campos magnéticos. Lo qué es más perturbador es que el autor del artículo mencionado esta muy entusiasmado sobre estas "mejoras" que deshumaniza a los seres humanos en un ser irreflexivo, muy alteradas máquinas de matar.

La culpabilidad, el cansancio, el estrés, el shock -¿Pueden los fármacos especializados ayudar a silenciar las cualidades que hacen a los soldados humanos?, pregunta Michael Hanlon.

Los antiguos espartanos creían que el entrenamiento para la batalla comenzaba al nacer. Quienes fallaban la primera ronda de selección, que tuvo lugar a la edad temprana de 48 horas, eran dejados al pie de una montaña para morir. Los supervivientes, en los años siguientes, a menudo se preguntaban si estos rechazados fueron afortunados. Porque duros guerreros espartanos fueron sometidos a un vigoroso régimen con interminable violencia física, frío severo, falta de sueño y constante abuso sexual.

Tal como con las escuelas públicas de inglesas, que utilizó tácticas similares para producir a los guerreros que tallaron el Imperio británico, el régimen espartano tuvo efecto; los alumnos fueron los soldados más temidos en el Mediterráneo oriental. Y incluso desde entonces, los jefes militares se han preguntado si sería posible un atajo del largo y exigente régimen espartano para producir un soldado que mate sin preocupación ni remordimiento, que no muestre miedo, pueda librar batalla tras batalla sin fatigase y generalmente se comporten más como una máquina que como un hombre.

En la posguerra, el futuro de los combates se pensaba que sería con tanques y misiles, grandes máquinas impersonales que lucharían grandes batallas en el terreno abierto del norte de Europa. Los soldados estarían presionando los botones en un centro de comando. Pero a pesar de la llegada del avión teledirigido, gran parte de la guerra del siglo XXI ha resultando ser un prolongado, engorroso negocio, luchado a escala humana en el barro y polvo de Afganistán. Y luchando contra un ejército voluble irregular que se desvanecen en los campos y granjas una vez que el enfrentamiento ha terminado. Los soldados modernos no son la carne de cañón de antes. Son altamente capacitado y super apto, cada uno representa una enorme inversión de la nación que les envía a la batalla. Un soldado que está demasiado cansado para luchar eficazmente, quien se ha vuelto loco o que sufre de estrés agudo es como un tanque dañado, no beneficia a nadie. ¿Qué sucedería si se hiciera a los soldados invencibles?

La era del Terminator, la máquina de matar robótica perfecta, esta a décadas de realizarse; a la fecha, todos los esfuerzos para crear un robot humanoide que puedan subir las escaleras, y mucho menos combatir contra los talibanes, han sido risible. Pero los científicos están reportando avances con la próxima mejor cosa: la creación de exterminadores humanos, que sienten menos dolor, menos terror y fatiga que los soldados "no mejorados" y cuyos cuerpos puede incrementarse mediante las máquinas de gran alcance.

Los esfuerzos para comprender el cerebro del soldado y poner este conocimiento a buen uso se haya extendido durante algún tiempo. Profesor Jonathan Moreno, un bioético en la Universidad Estatal de Pennsylvania, investiga la manera de como la Neurociencia esta siendo co-optado por los militares. "Ahora, esta es el area de más rápido crecimiento de la ciencia", dice.

El Pentágono actualmente gasta 400 millones de dólares al año investigación la manera de "mejorar" al luchador humano. La gigante de la defensa Lockheed presentó recientemente su "Hulc" (Human Universal Load Carrier), un exoesqueleto como de ciencia ficción, con baterías que permite a un ser humano levantar 100 kg de peso y llevarlas en una rápida carrera de 16kph (10 mph). Los videos de la Hulc en acción son verdaderamente impresionantes. Fuerza de Superman es una cosa, pero soldados todavía necesitan dormir. En Afganistán, el soldado promedio en combate obtiene sólo cuatro horas de descanso por día y la privación de sueño es el factor clave en la reducción del rendimiento para el combate. No sólo son soldados cansados físicamente, menos capaces de luchar y correr, cometen más errores con los complejos sistemas de armas a su disposición: errores que pueden resultar mortales para ellos mismos y sus camaradas.

El uso de químicos para atacar la fatiga es, por supuesto, nada nuevo. Hace dos siglos, Los soldados prusianos utilizaban la cocaína para permanecer alerta y los guerreros incas utilizaban la hojas de coca para permanecer alerta mucho antes. Desde entonces, anfetaminas, cafeína, nicotina y una nueva clase de estimulantes, incluyendo la droga Modafinil se han utilizado con éxito, en la medida en que soldados estadounidenses ahora pueden operar normalmente incluso después de 48 horas sin dormir. Ahora los químicos están tratando de ajustar la estructura molecular de esta droga para apagar el deseo de dormir por incluso más tiempo.

El cansancio no es el único problema psicológico que presenta el soldados. El combate es sumamente estresante, aunque la adecuada formación implica que hombres y mujeres puedan permanecer centrado en el peligro mortal, después que los problemas comienzan. Durante la guerra de Vietnam, uno de cada tres soldados fue tratado por trastorno por estrés postraumático (PTSD) y en la Segunda Guerra Mundial una proporción significativa de los reclutas aliados nunca dispararon un tiro debido a la tensión y el miedo antes que la batalla hubiese comenzado. Hasta ahora, PTSD ha sido tratada por una mezcla de psicoterapia y antidepresivos: técnicas eficaces pero caros y lentos. Pero tal como con la fatiga puede haber un atajo químico para el PTSD.

El truco consiste en borrar los recuerdos no deseados, o al menos quitarle su agudeza. Ha sido el profesor Roger Pitman, un psiquiatra en la escuela médica de Harvard en Estados Unidos, que ha experimentando con un medicamento llamado propranolol, un "beta blocker" normalmente se utiliza para tratar la hipertensión arterial, que él cree que puede borrar los efectos de los terribles recuerdos.

El profesor Pitman ha dado la droga a jóvenes voluntarios que han sufrido trauma extrema en, por ejemplo, los accidentes de carretera. Aquellos que se les dieron placebos sufrieron pesadillas y permanecieron temerosos de la carretera. Cuando se les exponían a las grabaciones que describen sus accidentes que sufrieron mostraron las respuestas de estrés típico: sudoración, rápidos latidos del corazón, pupilas dilatadas. Pero los que habían estado en un curso de propranolol no mostraron ningún tipo de respuesta. Era como si el trauma no hubiera sucedido. Las drogas que alteran la memoria como éste podría significar combates violentos haciéndose menos molesto, que, retrospectivamente, una visita al gimnasio. "El problema es", dice el profesor Moreno, "¿Qué otra cosa los bloquean cuando hacen esto? ¿Queremos una generación de veteranos que regresan sin culpa?" Puede que ni siquiera necesitan medicamentos para eliminar los efectos secundarios no deseados de la batalla. El Dr. Albert "Skip" Rizzo, un psicólogo de la Universidad del sur de California, ha creado un videojuego "Iraq virtual", en el que los veteranos han podido representar sus experiencias para liberar la tensión acumulada.

En generales no sólo desean soldados más fuerte, más alerta y menos fatigados soldados; quieren que sean mucho más inteligentes. Uno de los más bizarros descubrimientos de la neurociencia en los últimos años es que por inmersión del cerebro humano en un campo magnético potente, casi mágicamente se mejoran sus capacidades de razonamiento y aprendizaje.

Nadie sabe exactamente cómo la "estimulación magnética transcraneal" (TMS) funciona, pero el neurólogo australiano el profesor Allan Snyder cree que los campos magnéticos de alguna manera "apagar" los niveles superiores de procesamiento mental que normalmente nuestros pensamientos, permitiendo una forma "pura" de razonamiento para hacerse cargo de la nube.

"Cada uno de nosotros podría dibujar como un profesional, hacen rapidísimas aritmética", dice. De hecho, algunos sujetos en experimentos TMS han adquirido habilidades (temporalmente) similares a los raros "sabios autistas", personas que son capaces de realizar hazañas asombrosas de aritméticas y memorizar todo un directorios telefónicos (un sabio autista que fue interpretado por Dustin Hoffman en la película Rain Man).

En 2009, un informe de la Academia de Ciencias llegó a la conclusión de que dentro de 20 años podríamos hacer uso TMS para mejorar las capacidades de combate de los soldados. Como dice el profesor Moreno, "se habla de máquinas de TM que se utilizan en los campos de batalla dentro de 10 años en vehículos y en 10 años más en cascos." ¿Por qué? Ser un soldado exige un alto nivel de conocimientos técnicos. Ya no es sólo un caso de apuntando una pistola y disparar. Rifles de combate incluso ahora son "sistemas" y la batalla electrónica requiere mucha capacitación.

Parece claro que si se podría crear a un hombre sin escrúpulos, que siente poco dolor y sin miedo, y tiene un excelente equipo de lucha, pero esto puede ser un caso del que se tenga cuidado con lo que deseas. Tenemos miedo por una razón: para evitar el peligro para nosotros mismos y otros. La fatiga puede obligarnos a descansar antes de sostener lesiones perjudiciales. Trastorno por estrés postraumático incluso puede tener una función beneficiosa. Soldados con escrúpulos morales ayuda a actuar como un equipo eficaz: en la batalla, las tropas siempre dirán que están luchando por sus compañeros antes de la reina y el país.

Al llevar a la humanidad a la era de los soldados, existe el peligro de que las batallas y las guerras que luchemos se convertirán en inhumanas. Sobre todo allí, es sin duda un peligro que estas técnicas lejos de producir mejores soldados, realmente producirá una escuadrón de zombies fuera de lugar, que no será rival para determinados, impulsivos y altamente motivados fanáticos de los talibanes.

Comentarios

Recientes

Flashback

Comentarios